Curiosidades

El sistema educativo norteamericano se rebela contra el 'twerking'

Un instituto de Maryland obliga a sus alumnos a firmar un contrato en el que se comprometen a no hacer 'twerking' en el baile de inicio de curso

A mediados del verano pasado el término ' twerking' pasaba a formar parte del vocabulario aceptado por el Oxford English Dictionary. La decisión de los académicos del diccionario respondía a una realidad social: el uso del término se ha extendido de tal manera que ya no es cosa de minorías o jerga, sino que ha pasado a formar parte del caudal léxico del ciudadano medio y de los medios de comunicación. Sin embargo, que gente como Diplo o Miley Cyrus hayan institucionalizado el twerking a nivel global no ha hecho ni pizca de gracia en el instituto Annapolis de Maryland.

Cada año por estas fechas la citada institución celebra un baile para inaugurar el nuevo curso escolar. Históricamente, los alumnos del instituto Annapolis tenían que firmar un contrato en el que se comprometían a no realizar bailes que pudieran resultar obscenos o demasiado explícitos. Este año la instituación ha llevado esa condición un paso más allá, extendiendo la obligación de firmar ese contrato a los padres de los alumnos e incluyendo una nueva cláusula mucho más específica: queda permanentemente prohibido que alguien se atreva a contonear las nalgas a ritmo de twerking.

“No es ningún secreto que los estilos de baile son ahora diferentes de los que se practicaban hace cinco o diez años, así que hay que tomar medidas para asegurarse de que los eventos sean agradables para todos aquellos que asistan", ha comentado Bob Mosier, portavoz de las escuelas del condado, a las cámaras de WBAL TV.

Seguro que a Mosler vídeos como el de "Bubble Butt" de Major Lazer le parecen una terrible ofensa a los buenos valores de la sociedad norteamericana.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar