PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Curiosidades

Estos pirados y sus locos cacharros (de escucha) te van a hacer sonreír

H

 

Si pensabas que el "Shazam nazi" de la policía alemana era un invento nuevo, piensa otra vez

Natxo Medina

11 Enero 2014 07:28

Ya se sabe cómo de sensibilizados están los alemanes con el tema de la ultraderecha y los grupos neonazis. Tanto es así, que hace cosa de un mes supimos que la policía del país teutón estaba desarrollando una aplicación móvil para que sus agentes pudieran detectar y localizar "canciones de ultraderecha". Se ve que para muchos adolescentes, la música es una vía de entrada en este tipo de organizaciones. En vez de hacerse metaleros o ravers, o integrar cualquier otro tipo de grupo al que se entre por vía de consumo cultural, hay chavales que acaban metidos en estos ambientes nada recomendables siguiendo el rastro de una música que, más allá de sus mensajes, puede hacerles vibrar. Y las autoridades no quieren que eso pase, así que cuando un policía escuche una canción sospechosa, podrá usar lo que ya se viene conociendo como "Shazam Nazi" para saber si está dentro del cánon prohibido, y en ese caso actuar.

Aunque no podríamos estar más de acuerdo con que se condene todo lo que tenga que ver con el fascismo, sí que da un poco de miedele pensar que exista un catálogo de canciones "perjudiciales" a las que poner cerco. O que haya por ahí policías armados con apps de localización de "actividades subversivas" o "perjudiciales para el bien de la juventud". Se empieza persiguiendo nazis (bien) y se acaba culpando al heavy metal o al techno de la degradación moral de nuestros jóvenes (mal).

El caso es que, a colación de este nuevo invento, hemos indagado un poco en esta obsesión por la vigilancia sonora y nuestra manía de querer saber "¿de dónde viene ese ruido?", y lo que hemos descubierto es que ni de lejos es algo que hayamos inventado en esta época nuestra obsesionada con la transparencia. En el siglo XIX los inventores ya se afanaban por construir máquinas que nos permitieran oir mejor, y a lo largo del XX, y merced a la militarización de los Estados, esta tendencia no hizo más que crecer. Puede que nunca los hayas visto, pero estos aparatos han estado siempre ahí. Hoy lo único que ha cambiado es el envoltorio.

The Topophone

El Topophone del Profesor Mayer, 1880.

The Topophone

Soldados de artillería alemanes con sistemas de localización acústica, 1917.

The Topophone

Sistema de localización acústica en Bolling Field, USA, 1921.

The Topophone

Localizador acústico del fabricante Goerz, Checoslovaquia, 1920's.

The Topophone

Doppelt Richtungshörer del fabricante Askania Werke, Alemania, 1930's.

The Topophone

Localizador acústico modelo Type 90 del ejército japonés, 1930's.

The Topophone

Sistema de localización acústica del ejército ruso.

The Topophone

Localizador acústico marítimo de Jean Auscher, 1960.

The Topophone

Operario del ejercito holandés con sistema de escucha Paraboloids, 1930's.

The Topophone

Prototipo de 'Personal sound locator' desarrollado por el ejército holandés en Waalsdorp, 1930's.

The Topophone

Equipo de escucha del tipo "Colonies".

The Topophone

Equipo de escucha experimental de Measurements Building sobre estructura de Goerz.

The Topophone

Localizador acústico del ejército inglés, 1938.

The Topophone

Localizador acústico del ejército francés, 1930's.

The Topophone

Localizador acústico alemán modelo RRH, 1940's

The Topophone

Localizador acústico M2 del ejército de USA, 1943.

Fotos extraídas de la colección del Museum Waalsdorp y The Museum of Retrotech de The Self Site.

share