PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Curiosidades

SUSHI CATS, la nueva tentación gatuna a la que no podrás resistirte

H

 

La compañía Tange and Nakimushi Peanuts bendice internet con sus gatetes mágicos sobre lechos de arroz

Cristina Ortiz

04 Marzo 2014 14:37

Quiera el todopoderoso Zeus que nunca exista una plaga en la tierra que acabe con nuestros felinos, porque ese día Internet morirá de pena. Toquemos madera para que nunca suceda tal cosa, y mientras, celebremos el eterno reinado félido en la red con la enésima ocurrencia llegada desde Japón: los SUSHI-CATS.

“Neko-Sushi es una extremadamente insólita forma de vida que consiste en un gato sobre una porción de arroz de sushi.

Aunque existen múltiples referencias a lo largo de la historia procedentes de diversos investigadores y testigos, su existencia aún está envuelta en misterio y sus avistamientos aún son raros.

Hay académicos que han dedicado su vida al estudio de estas criaturas. Según ellos, los Neko-Sushi hacen uso de brechas en el espacio-tiempo para llegar hasta nosotros desde otra dimensión. Más allá de estas grietas se localiza el mundo de los Neko-Sushi, en el cual, hemos sabido recientemente, yace la verdadera identidad de los gatos que viven con nosotros en la dimensión humana”.

Eso es todo lo que se conoce sobre los Neko-Sushi, o Gatos-Sushi, la última idea loca de Tange and Nakimushi Peanuts. De tan adorables querrás... ¿comértelos?

gato sushi

gato sushi

gato sushi

gato sushi

gato sushi

gato sushi

gato sushi

gato sushi

Los Neko-Sushi existen, pero son muy difíciles de ver. Como explican en el vídeo que podéis ver a continuación, la probabilidad de que un humano cualquiera llegue a ver un gato-sushi “depende del estado mental de la persona”. O sea, vas a tener que poner de tu parte. Puede que incluso necesites recurrir a grandes dosis de farmacopea recreativa para volaaaar hasta donde ellos se esconden. Pero conviene perseverar, no cejar en el empeño de encontrarlos, pues quien se topa con ellos resulta agraciado con la dicha de gozar de un caudal inagotable de buena suerte. Así que busca, anda, busca por las calles a estas pequeñas criaturas, que valen su peso en oro.

Si pese a tus esfuerzos no consigues cruzarte con ningún Neko-Sushi de carne y hueso (y arroz, claro), siempre puedes consolarte con la app, los cuadros o las figuritas que vende Tange and Nakimushi Peanuts.

share