Curiosidades

Liam Gallagher revela que estuvo a punto de morir por culpa de un M&M's

El cantante relata su primer choque anafiláctico en el tabloide The Sun

Liam Gallagher, ex frontman de Oasis, sigue generando titulares de lo más pintorescos. Hay un nuevo álbum de Beady Eye en camino ( “BE”, producido por Dave Sitek), pero los medios británicos parecen estar más interesados en cualquier cosa que salga de la boca de Liam antes que en las nuevas canciones de su banda.

Hace unas semanas el anuncio de la publicación del álbum -prevista para el día 10 de junio vía Columbia Records- quedó parcialmente eclipsado por unas declaraciones en las que el de Manchester afirmaba “estar harto de todos esos jodidos idiotas que dicen que no puedo cantar”, lo que le ha llevado a grabar sus nuevos temas de una manera más desnuda. “No efectos, nada de eso de doblar las pistas vocales. Salgamos más desnudos, así es como sueno, tío”. Pocos días después el pequeño de los Gallagher insinuaba que podría dejar la música si ese nuevo trabajo de Beady Eye resulta un fracaso. “Si le estamos ladrando al árbol equivocado, no sé si podré volver a hacer el idiota ladrándole una vez más. Quizás simplemente navegue rumbo al horizonte y me dedique a disfrutar de la vida, en vez de preocuparme de lo que un pequeño gilipollas con granos piense sobre el disco”.

Ayer The Sun se llevaba la partida con un titular que reza: “Un cacahuete casi mata a Liam Gallagher”. El tabloide se hacía eco de unas declaraciones realizadas por Liam durante la fiesta de apertura de The Red House, un nuevo restaurante londinense regentado por Chris Jonns, su socio en Pretry Green, su marca de ropa. “He hecho bastantes cosas a lo largo de los años, pero nunca, nunca pensé que un jodido M&M azul pudiera ser la cosa que podría haberme matado”, explica Liam. El percance sucedió hace cosa de un mes. “Estaba en un hotel de vacaciones y me fijé en el minibar. Estaba aburrido y tenía hambre, así que eso es lo que haces, tío. Siempre me han gustado los M&M's, así que me lancé a por ellos. Me comí uno azul. La boca se me empezó a hinchar y pude sentir cómo se me estrechaba la garganta, tío. Tuve que ir al médico a que me lo miraran de forma urgente”.

El médico le diagnóstico una alergia al cacahuete que puede poner su vida en peligro en caso de anafilaxis. Por ello, “ahora tengo que llevar una jeringuilla conmigo para usarla en caso de emergencia. Herramientas dignas de Pete Doherty”, bromeó Liam.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar