Curiosidades

Lecciones históricas de egolatría total: el primer selfie data de ¡1839!

Esta tendencia tiene, sin embargo, más futuro por delante que pasado. Iniciativas como Selfie Challenge prometen inundar (aún más) la red de autofotos

La del selfie es una moda que dice muy poco de nuestra evolución como especie, pero ahí está y hay que aceptarla, aunque sea metiendo la cabeza dentro de la tierra, como las avestruces. Pero si no eres una de esas personas a las que les da repelús el narcisismo y la banalidad y disfrutas retratándote en todas las situaciones posibles, a solas o en pareja, en baños o en ascensores, toma nota, porque ya se están empezando a construir las primeras cronologías que intentan abarcar toda la historia del selfie, que no comenzó precisamente con la llegada de los primeros móviles con cámara, ni mucho menos.

Selfie Challenge es una compañía que ha desarrollado una app para iPhone y Android que tiene como punto de partida y objetivo el desarrollo de un juego: hazte tus propias autofotos y ponlas a competir con las de otros participantes en el juego, hasta que al final, como en Los Inmortales, sólo quede uno. Se trata de una manera de reconocer que el selfie es omnipresente, que ya aparece en el diccionario Oxford y fue nombrada palabra del año en inglés en 2013, y también de aprovechar la ola para movilizar a todo el planeta dándose al placer de la vanidad.

Para acompañar el juego, Selfie Challenge ha compartido un infográfico que revisa la historia del selfie y que traza el camino hasta sus raíces para constatar que la primera vez que una persona se hizo una foto a sí misma fue en 1839: un daguerrotipo firmado por Robert Cornelius, sólo 13 años después de que Niepce tomara la que se considera la primera fotografía de la historia. Desde entonces, el avance de la corriente ha sido lentísimo, pero con un acelerón sustancial desde que aparecieron las primeras polaroids, a alguien se le ocurrió utilizar un espejo para fotografiarse (como hizo Paul McCartney en 1965) y finalmente llegaron las cámaras digitales, los móviles, Myspace y, como primer punto de la absoluta culminación del selfie, la invención de la red social Instagram. Y el resto, como se dice, no es que sea historia: es el futuro, lo que aún está por venir.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar