Curiosidades

Britney Spears contra los piratas somalíes

Los buques de la zona ponen a todo trapo "Work Bitch" para ahuyentar a los delincuentes marítimos

Es bien conocido el uso que el ejército estadounidense ha hecho de la música en Guantánamo con el objetivo de minar la moral de los allí encarcelados bajos cargos de terrorismo. Canciones de Rage Against The Machine, Nine Inch Nails o hasta el mismísimo Bruce Springsteen han sido utilizadas por las autoridades como arma de tortura psicológica, una práctica que, generalmente, no ha hecho nada de gracia a los grupos firmantes del material. Ahora un nuevo nombre viene a sumarse a la lista de artistas cuya música está siendo utilizada como "arma sónica". Hablamos de Britney Spears. Y es que sus canciones están siendo utilizadas por diversos buques mercantes que navegan cerca de la costa somalí para evitar los ataques de los piratas de la zona. Sabedores de que a estos piratas se les hace difícil aguantar la música pop occidental, se valen de las canciones a modo de arma disuasoria.

"Sus canciones fueron elegidas por el equipo de seguridad porque pensaron que los piratas las odiarían", ha declarado la oficial de marina mercante Rachel Owens acerca de esta atípica maniobra de defensa con la que, según su experiencia, "rara vez hay que disparar armas de fuego. En cuanto los piratas reciben una ráfaga de Britney pasan tan rápido como les sea posible". No es la única opinión que apunta en esa dirección. Un miembro de la Asociación de Seguridad para la Industria Marítima, Steven Jones, reafirma la teoría diciendo que "los piratas irán a cualquier extremo para evitar la música".

Aunque los ataques de piratas somalíes habían menguado, su actividad está repuntando en los últimos tiempos. Contrariamente a lo que se creía, las diversas operaciones contra la piratería que las fuerzas navales multinacionales (encabezadas por Estados Unidos, la Unión Europea y la Otán) han llevado a cabo en el territorio desde 2008 parecen estar provocado un efecto contrario al deseado al impulsar que estos delincuentes se alejen del Golfo de Adén y se adentren en el Océano Índico haciendo gala de una tecnología más refinada.

La verdadera razón de la aparente disminución de los ataques piratas estaría relacionada con la guerra que Kenia y Somalia en estos momentos está llevando a cabo contra la organización terrorista Al-Shabab. Son varios los expertos que aseguran que cuando la guerra se libra en tierra (como ocurre desde que Kenia invadió Somalia hace dos años) el número de piratas por la zona disminuye. Sin embargo, ahora que Al-Shabab está de retirada, el vacío de poder reinante en los puertos del sur de Somalia está provocando un resurgimiento de estos delincuentes de alta mar. Siempre les quedará Britney para ahuyentarlos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar