Noticias

Las técnicas más brutales empleadas en el pasado para eliminar tatuajes

Cuando veas cómo se borraban antes los tatuajes, darás gracias por el láser

A pesar del agradable olorcillo a cortezas de cerdo que coge la habitación, tiene toda la pinta de que eliminar un tatuaje quemándolo con un laser no es una experiencia agradable para nadie.

Aunque achicharrarte la piel de esta forma suena como uno de los peores planes posibles para un sábado por la tarde, tenemos que tener claro que, en lo que a eliminar tatuajes se refiere, todo tiempo pasado fue peor. 

Estas son las técnicas que utilizaban en el pasado los tatuados arrepentidos:

1. Abrasión salina

En la antigua Grecia y la antigua Roma, los tatuajes eran estigmas para quienes los llevaban. Se tatuaba a los criminales, los esclavos y los mercenarios para poder identificarlos si escapaban. La técnica para eliminarlos consistía en abrasar la piel tatuada con sal. Esta técnica fue descrita en un texto por el físico griego Aecio de Amida. Según sus palabras el proceso duraba 20 días y finalizaba sin excesiva ulceración y sin dejar cicatriz. Por alguna razón, nos suena un poquito de optimista.

2. Costras

Durante los años 20, había tres formas principales para eliminar tatuajes: quirúrgica, química y electrolítica. Esta última consistía en inyectar una aguja ardiendo en el tatuaje repetidas veces con la idea de escaldarlo. Este proceso creaba costras que se llevaban el pigmento con ella. Parece que los brazos llenos de postillas debían ser bastante habituales para arreglar los tatuajes hechos en las juergas de los locos años 20.

3. Plancha Caliente

El Dr. Marvin Shie publicaba en un diario en el año 1928 su "Estudio sobre el tatuaje y sus métodos de eliminación". Sugería en él que uno de los primeros métodos para borrar tatuajes era quemarlos. "Cuando la piel se desprende se lleva la marca consigo, pero habitualmente deja una cicatriz muy fea en su lugar".

4. Inyectar heces

Aunque los resultados no están nada claros, algunos químicos creían que inyectar sustancias como caca de paloma, vino o lima en la piel tatuada difuminaría los tatuajes con el tiempo. No tenemos ni idea de dónde se sacaron esa teoría, pero todo apunta a que se patinaron bastante.

5. Papel de lija

La versión primitiva de la dermoabrasión (que se sigue utilizando a día de hoy en procedimientos médicos modernos) pasaba por abrasar la piel en plan art attack: con papel de lija o piedra pómez, por ejemplo.

6. Rebanar la piel

Esta técnica es una animalada y lo más jodido es que en ocasiones todavía se emplea. Consiste directamente en eliminar capas secciones de la piel con equipamiento quirúrgico. Eliminar tatuajes al más puro estilo Saw.

[Vía Timeline]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar