Ballantines

Estas son las 5 mejores canciones de pop del año

Un repaso musical del año de la mano de B-Music

5. Sufjan Stevens – Fourth Of July

Inspirado por el fallecimiento de la madre de Sufjan Stevens, Carrie & Lowell cuenta con algunas exploraciones de la muerte más conmovedoras que se han grabado nunca. La pieza central del disco es Fourth of July, una agridulce reflexión sobre nuestra manera de encarar la muerte. Planteada a modo de diálogo con su madre, Sufjan emplea la imagen del incendio forestal para representar el tipo de dolor que siente. Aunque el origen del dolor es el fuego, el verdadero sufrimiento empieza cuando el fuego se apaga y solo queda un bosque quemado.

4. Grimes – Flesh Without Blood

Art Angels es el disco más accesible de Grimes hasta la fecha, pero ello no significa que su música haya perdido complejidad. El mejor ejemplo de ello es Flesh Without Blood, el que fuera el primer adelanto del álbum. En ella se mezcla la inmediatez de los riffs de pop-punk con una estructura enrevesada, en la que las melodías se suceden sin llegar a estallar en un coro definido. Y aún así, sus inflexiones azucaradas y su producción efervescente la hacen completamente irresistible.

3. The Weeknd – Can't Feel My Face

Con su segundo álbum oficial, The Weeknd se ha lanzado a la conquista del gran público. Y para ello captó al superproductor Max Martin. El primer fruto de la unión entre ambos fue Can't Feel My Face, un irresistible caramelo pop que canaliza al Michael Jackson de la era Thriller para acercarlo a las nuevas generaciones. El resultado es un hit incontestable, con un ritmo a propulsión, un estribillo elástico y una línea de bajo capaz de volver a resucitar los zombis que aparecían en el vídeo de Thriller.

2. Tame Impala – Let It Happen

Let It Happen es la primera canción de Currents, y es la mejor puerta de entrada al disco más bailable de Tame Impala hasta la fecha. En su tercer álbum, Kevin Parker deja atrás la psicodelia rockera para acercarse a los ritmos R&B y una producción mucho más electrónica. Una transformación que queda perfectamente encapsulada en esta laberíntica canción. Y a pesar de su intricada estructura, su potencial emocional para evocar una suerte de nostalgia brumosa permanece intacto.

1. Drake – Hotline Bling

Técnicamente –por ritmo y producción–, Hotline Bling es una canción que pertenece al espectro hip-hop/ R&B, pero el grado de popularidad masiva que ha alcanzado hace imperativo que compita en la liga pop. Inspirada en un hit de Timmy Thomas de los setenta y lanzada sin demasiada promoción, la canción poco a poco fue creciendo hasta convertirse en el mayor hit de Drake hasta la fecha. De hecho, la canción ni siquiera le pertenece a él. A través de versiones como las de Erykah Badu, Fuego o Justin Bieber, parodias, y un videoclip que nació como meme en sí mismo, ahora ya nos pertenece a todos. Y esto, quizá, todavía sea más importante que el hecho de no haber alcanzado el número 1 de las listas que tanto deseaba Drake.

        

Entérate de la actualidad musical en tiempo real gracias a BMusic de Ballantines

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

cerrar
cerrar