Noticias

¿Por qué los norteamericanos sonríen tanto? Un estudio lo ha analizado

Está claro que los norteamericanos sonríen mucho. Pero, ¿por qué?

Si piensas en americanos rápidamente nos vienen algunas ideas preconcebidas a la cabeza: una pareja de adorables ancianos dándote la bienvenida a una vecindario con una tarta y una amplia sonrisa o un grupo de americanas muy sonrientes prestándote atención como si explicaras algo muy interesante. Los americanos manejan muy bien la cortesía y sonríen. Sonríen mucho.

Un estudio de la Universidad Brown de 2015 ha intentando averiguar a qué se puede deber este estereotipo analizando la demografía de varios países y su comunicación no verbal. El estudio determina que aquellos países con una mayor tasa de población inmigrante, como Estados Unidos o Canadá, tienen una mayor tendencia a optar por la comunicación no verbal en su día a día.

En cambio, otros países como China o Zimbabue, donde la población es más homogénea, el lenguaje no verbal es inferior.

Después de encuestar a 32 personas de diferentes países, el estudio halló que las personas cuyos países son más diversos expresan sus emociones también con su rostro. Esto significa que en contextos donde conviven personas de diferentes orígenes y que manejan diferentes lenguas, la sonrisa se convierte en una buena herramienta para establecer vínculos rápidos y de confianza con las otras personas.

En ese sentido, una sonrisa no significa lo mismo en un lugar que en otro. El estudio determinó diferencias en relación a sus usos. Mientras que en los países más diversos, las sonrisas se utilizan para establecer un lazo social y sincero, en aquellos más homogéneos la sonrisa, a veces, puede querer marcar una sutil jerarquía de poder. Según los autores, los países sin afluencia significativa de foráneos tienden a ser más jerárquicos y a veces esas sonrisas se pueden utilizar para denotar superioridad.

Parece claro que la teoría que sostiene el artículo tiene bastante sentido. Los americanos sonríen mucho porque viven en un país que mezcla culturas y lenguas, así que ante la imposibilidad de comunicarse con todo el mundo, lo más sencillo es sonreír. Pero el estudio va un poco más allá.

Estamos de acuerdo que los americanos sonríen pero, ¿por qué sonríen tanto? ¿es necesario hacerlo con tanta fuerza? ¿ por qué cada vez que les contamos algo parecemos mucho más ingeniosos y divertidos de lo que, en realidad, somos?

El estudio recalca que su ímpetu a la hora de sonreír se debe al temperamento de los americanos. Valoran “la energía y la felicidad” más que en otros países. Los investigadores analizaron fotos oficiales de empresarios estadounidenses o líderes gubernamentales con fotos de similares características pero con mandatarios de otros países.

El resultado reafirmó la teoría que sostiene el estudio: los americanos son propensos a expandir todos los músculos a la hora de sonreír y se muestran siempre mucho más excitados que los chinos.

Después de eso, los investigadores preguntaron a 10 estudiantes universitarios qué tipo de sentimiento les gustaría experimentar durante la semana (felicidades, energía, hostigamiento) y comprobaron que existe una correlación entre la actitud facial de sus líderes y la elección de los jóvenes universitarios. Aquellos cuyos mandatorios sonreían con más vehemencia, eran los mismos que optaban por felicidad y energía para el resto de su semana.

[ vía The Atlantic]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar