Noticias

La agotadora lucha contra la depresión de un medallista olímpico

Ian Thorpe está considerado uno de los mejores nadadores de todos los tiempos, sin embargo, los trastornos mentales nunca le han dejado disfrutar de sus éxitos

Gracias a su apellido y a su velocidad nadando, Ian Thorpe se ganó el apodo de “el thorpedo”.

Durante sus años en activo, ganó de cinco medallas de oro en Juegos Olímpicos y, en 2001, se convirtió en la única persona en haber ganado seis medallas de oro en un solo Campeonato Mundial de Natación.

Thorpe es uno de los mejores nadadores de todos los tiempos. Un referente para muchos deportistas y amantes del deporte que, lejos de tener la vida modélica que todos pensaban, se la ha pasado luchando contra la tristeza.

En el año 2006, abandonó la natación. Los duros entrenamientos y exigencias habían contribuido, a lo largo de su vida, a deteriorar la resistencia emocional de Thorpe. Algunos años más tarde intentó volver al deporte de élite pero no logró clasificarse para las olimpiadas de 2012.

Loading the player...

En 2014 fue hospitalizado tras haber sido encontrado desorientado vagando por las calles de Sídney.

Ayer se abrió públicamente en un blog del Huffington Post Australia, dispuesto a hablar de la depresión que ha escondido durante tantos años por miedo a que su trastorno mental no permitieran que la gente le viera a él.

Los duros entrenamientos y exigencias contribuyeron a deteriorar su resistencia emocional

En el artículo, titulado: Cómo respiro nadando en la depresión explica cómo ha sufrido problemas mentales desde que era adolescente.

Con él intenta explicarle a la gente que sea incapaz de comprender su drama, habiendo vivido rodeado de tanto éxito, que se trata de una enfermedad irracional. Que detrás de la más idílica de las vidas se puede esconder el mayor infierno.

De hecho, no poder disfrutar de la vida de facilidades y éxitos que ha tenido es de las cosas que más le han dolido. Un dolor en forma de culpa que solo ha hecho más que empeorar su estado de ánimo.

La culpa de no poder disfrutar de la vida empeora tu estado mental

“La autocompasión alimenta la parte más oscura de tu mente. Juega tanto con tus emociones que llega a hacerse imposible salir de casa o levantarte de la cama. Te vas apartando de tus amigos y de la sociedad hasta que te quedas a solas con los mismos sentimientos que te han llevado a esa situación”, ha escrito el ex nadador.

Thorpe reconoce que llegó a convertirse en un ermitaño para protegerse del mundo exterior y, aunque en la actualidad se declara muy feliz, sabe que la depresión es una condición que siempre irá y vendrá a lo largo de toda su vida. La única diferencia es que ahora tiene claro que no está dispuesto a que le defina.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar