PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Advertorial

Los coches del futuro no saben lo que es la gasolina

H

 

Mientras esperamos a los coches voladores…

PlayGround Advertorials

23 Octubre 2014 07:00

Un día cualquiera, vuelves del trabajo, entras en el parking y enchufas el coche para que cargue la batería, como si fuera tu móvil o tu cepillo de dientes eléctrico. Aunque suene a película futurista de ciencia ficción, la escena ya forma parte de nuestra vida cotidiana. Cada vez más. Y en este sentido, la reciente apuesta de Volkswagen por los coches ecológicos dan buena cuenta del futuro inminente en materia de transporte.

Amparada por una voluntad eco-friendly, los últimos automóviles de Volkswagen invitan a que los conductores se sumen a la conducción limpia sin notar un cambio real en sus vehículos: a fin de cuentas, los nuevos coches híbridos y eléctricos no son ninguna tecnología extraña. De hecho, el nuevo e-Golf (100% eléctrico) y Golf GTE, (con motor híbrido) presentan exactamente la misma apariencia que un Golf de combustible. La diferencia en cuanto a su sostenibilidad, no obstante, es rotunda.

Todos conocemos casos de polución extrema en las grandes ciudades, y no hace falta irnos a urbes asiáticas como Pekín o Hong Kong para hablar de contaminación urbana. Sin embargo, dada la situación y el aumento de conciencia social en estos asuntos era de esperar que el sector automovilístico se involucrara cada vez más en el desarrollo de coches que no emitan CO2, y sean amables con la salud de los ciudadanos.

Dejando a un lado las transformaciones que plantea en materia de sostenibilidad, lo cierto es que los automóviles eléctricos suponen un cambio obvio en el diseño de las ciudades: la necesidad de enchufes adaptados en los aparcamientos así como de nuevos puntos de estacionamiento precisan metrópolis distintas. De hecho, la presencia de parkings que incorporan plazas con puntos de recarga es cada vez más habitual.

Polución y coches con combustible son un binomio que está dejando de ser sostenible a nivel de recursos naturales y de salubridad de las grandes ciudades. Pero, ¿será una locura afirmar que en diez años todos los coches de las grandes ciudades se cargarán enchufándolos a la corriente eléctrica? Lo cierto es que hace 10 años nadie pensaba que tendríamos gafas inteligentes de realidad aumentada, o Google Glass, y aquí estamos. Así que... ¿por qué no?


share