PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Advertorial

El triple salto mortal de crear una obra de arte que cambia contigo

H

 

Bombay Sapphire ha conseguido que cuatro artistas multidisciplinares creen una experiencia artística única en la Fashion Week de Madrid

PlayGround

03 Marzo 2016 16:15

Es como entrar en un sueño o sentir que aún no has despertado. Una quimera azul que recuerda al mar y al cielo. Al espacio mutable en su inmensidad absoluta. Una alegoría pulsante de lo infinito.

Son algunas de las cosas que nos sugiere The Art Room. A nosotros y a los artistas que lo han hecho posible.



Acceder a The Art Room, es acceder a una obra de arte inmersiva, única e irrepetible. Porque se mueve con su inquilino. Porque una vez que salgas, cuando vuelvas a entrar será algo diferente. Porque The Art Room es una obra de arte que bebe de los espectadores. La sala reacciona a lo que la gente hace.

"Cuando entras el primer impacto visual es muy potente, pero si consigues comprenderlo puedes pasar a una segunda fase, empezar ese viaje del ego, que comienza mirándote en un espejo y acaba donde cada uno quiera", asegura el diseñador barcelonés Mau Morgó, uno de los artistas que ha colaborado en la creación de esta experiencia propiciada por Bombay Sapphire.


Mau Morgó

Morgó no ha estado solo. Él ha sido una de las cuatro piezas de un proyecto planteado desde el principio como una búsqueda de sinergias, como una suma de creatividades multidisciplinares.

Mau ha sido el encargado de convertir la sala en una cápsula de espejos donde las luces se reflejan y rebotan siguiendo el ritmo de la música. Una música creada por el pianista Francesco Tristano que se suma a la experiencia visual interactiva diseñada por Eyesberg Studio.

Entre todos han conseguido crear un espacio único del que hemos podido disfrutar los asistentes a la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. Todo ello maridado con los gintonics de autor creados por el artista coctelero Marc Álvarez.


Marc Alvarez

"La idea era hacer algo con mucha clase, intentar romper esquemas y hacer una propuesta original, casi de Gesamtkunstwerk, una obra de arte total, en el sentido wagneriano, que incluyera música, diseño de luces, interacción con el público, y arquitectura o diseño de interiores”, nos cuenta Tristano.

Para el músico luxemburgués, The Art Room es “una obra de arte total que reúne muchos sentidos y muchos placeres. Es parte escultura, parte obra musical, parte instalación audiovisual, y también bar. Un mix de sensaciones que no es fácil de definir. Un lugar que no deja indiferente.



"Se agradece trabajar con gente creativa y con ganas de colaborar", nos cuenta Martina Ampuero, la directora artística de Eyesberg Studio. "Los artistas son un mundo de egos en el que es a veces muy difícil trabajar pero esto no nos ha pasado a nosotros".

Para Martina, Bombay Sapphire, la marca encargada de ofrecer este espacio a los artistas, ha dado un triple salto mortal con este proyecto.

"Han funcionado más bien como galeristas”, añade Mau. “Es complicado ponerle una etiqueta, pero es un papel muy interesante. Espero que las marcas sigan apostando por este tipo de proyectos. Estoy cansado de ver en internet contenido promocionado por marcas que apuestan por gente que solo venden un estilo de vida, y nos demuestran lo superficial que es todo. Así que estoy contento de que las marcas se arriesguen y decidan cambiar el rumbo de sus acciones hacia terrenos más artísticos o sociales”.



Sin duda, el experimento de crear una obra de arte inmersiva conjugando creatividades y estilos diferentes ha sido un acierto. Fuera de tópicos, una oportunidad para iluminarse y dejarse llevar. Un espacio que juega con los sentidos del espectador.

Tras su paso por Madrid, The Art Room se instalará los días 1 y 2 de abril en la Capella dels Àngels de Barcelona. Allí te espera una experiencia diferente.






share