Advertorial

“Construiremos puentes con México y no muros”

El fundador de Starbucks se rebela en una carta con medidas anti-Trump y destaca el buen hacer de sus partners y empleados mexicanos

Recapitulemos:

Miércoles, 25 de enero.

Donald Trump firma una orden ejecutiva para levantar un muro a lo largo de toda la frontera entre EEUU y México. ”Una nación sin fronteras no es una nación”, dice. Ese mismo día, firma otra orden para acabar con las llamadas ciudades ‘santuario’ que no apoyan la deportación de inmigrantes indocumentados. “Las ciudades que se opongan a colaborar no recibirán más dinero de los impuestos”, amenaza.

Viernes, 27 de enero.

Trump decreta el cierre inmediato de las fronteras para los musulmanes ‘radicales’ en busca de refugio: “No los queremos aquí (…) Solo admitiremos a aquellos que apoyan y aman profundamente a nuestro pueblo”.

Domingo, 29 de enero.

A través de una carta dirigida a sus colaboradores, Howard Schultz, CEO fundador de Starbucks, anuncia acciones específicas contra las medidas de Trump alegando que “los derechos humanos que hemos dado por sentados durante tanto tiempo están siendo atacados”.

En su comunicado —avalado y compartido por otras empresas estadounidenses como Ford, Facebook o Google—, Schultz enumeró cuatro acciones concretas: 1) el apoyo a un programa del gobierno de Obama que permite a jóvenes inmigrantes solicitar permisos de trabajo, 2) proveer de seguro médico a trabajadores en EEUU si la ley de salud es revocada, 3) contratar a 10.000 refugiados en los 75 países que opera la franquicia, y 4) construir puentes con México y no muros.

En su carta, el ejecutivo justificó el porqué de los mencionados ‘puentes’ y mostró su apoyo al conglomerado que hace posible que Starbucks opere con éxito en México. “El café es el eje de nuestro patrimonio en común y apoyaremos a nuestros clientes y partners mexicanos a medida que sortean el impacto que podrían producir las sanciones e impuestos comerciales propuestos, las restricciones migratorias y su confianza en el pueblo estadounidense”, comunicó Schultz.

El CEO dejó constancia de las excelentes relaciones que Starbucks ha mantenido con los productores mexicanos y sus familias durante casi 30 años y recordó el anuncio realizado a finales del año pasado sobre la creación de un Centro de Apoyo al Productor en Chiapas para “acelerar nuestra capacidad colectiva con el fin de crecer y exportar algunos de los mejores cafés del mundo de esta región”.

El ejecutivo también mencionó la donación de más de 2 millones de dólares para mejorar los medios de subsistencia, la seguridad alimentaria y la calidad del agua de las comunidades productoras de café en Oaxaca. Una inversión que representa una apuesta por la extraordinaria capacitación de los partners y empleados mexicanos que lucen con orgullo el mandil verde.

Ante el comunicado de Schultz, Alsea, la empresa operadora de Starbucks en México, agradeció su respaldo y apoyo: “Es parte de la esencia de Starbucks generar conexiones humanas alrededor de un café, ofreciendo a todos en nuestras tiendas y a todas las comunidades un lugar de inclusión y optimismo, donde son escuchados y tratados con amabilidad y respeto”. De esta forma, la empresa 100% mexicana mostró su motivación a seguir aportando al desarrollo y fortalecimiento de la economía en México a través de la marca Starbucks.

Cabe mencionar que no es la primera vez que el mandatario del gigante con sede en Seattle se compromete con los inmigrantes llegados a EEUU. En 2012 colaboró con Obama en la creación de un programa que facilitaba el acceso a servicios educativos a hijos de personas indocumentadas. Una iniciativa difícil de garantizar con la llegada de Trump.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar