Noticias

Los controvertidos canales de YouTube en los que adultos juegan como niños

Muchos niños prefieren ver vídeos de adultos jugando en YouTube que jugar ellos mismos

oi oi

Si no tienes niños pequeños en tu entorno, lo más probable es que no hayas visto uno de estos vídeos en la vida, pero YouTube está lleno de vídeos de adultos jugando con juguetes infantiles. De hecho, se trata de un mercado inmenso dentro de la plataforma.

Fun Toys Collector es un claro ejemplo de este submundo internetero. Se trata de vídeos en los que personas adultas juegan e interactúan con muñecos como lo harían los niños: les dan vida y crean historias en las que los personajes se relacionan entre sí. Casi siempre se trata de voces femeninas agudas, y de cuando en vez se dejan ver las manos que manipulan las figuras. El unboxing de juguetes también suele ser un must. El canal tiene más de 8 millones de suscriptores.

Otro de los preferidos de los niños es CookieSwirlC. Según explica la creadora del canal en su web, empezó con esto "para compartir su pasión por los juguetes y crear historias a través del juego".

No acepta dinero de empresas a cambio de cobertura. Según lo que dice en su página, solamente muestra juguetes de su colección personal. Tiene 3,7 millones de suscriptores.

Mientras que algunos de estos youtubers se dedican a esto por afición, otros simplemente vieron una oportunidad de negocio y se apuntaron al carro. Es el caso de Nathalie Clark, de 30 años, y Mercy Casiano, de 29, creadores del canal Toys Unlimited, que cuenta con 1.3 millones de suscriptores.

YouTube les ha permitido dejar su trabajo como enfermeras, pero tampoco llevan la vida glamourosa que muchos asumen de los youtubers. "Si quieres ser youtuber, tienes que saber que es extremadamente competitivo" explica Casiano. "Tienes que subir al menos un vídeo al día. Tengo la sensación de que importa más la cantidad que la calidad".

Siempre suelen optar por juguetes que son populares de por sí, como Barbie, o figuras que representan personajes que traen a los niños de cabeza, como Pepa Pig y Elsa de Frozen. Y los batiburrillos que pueden hacerse entre ellos son infinitos.

Muchos de estos canales autodenominan a su contenido como "vídeos de parodia" (aunque no tengan ninguna gracia), probablemente para obviar que están haciendo dinero publicitando marcas.

Aunque alguno pueda pensar que, para los críos, ver vídeos de juguetes en YouTube y jugar ellos mismos es más o menos lo mismo, no tiene nada que ver. Jugar es más que una actividad divertida para los niños: les ayuda a desarrollar y practicar habilidades esenciales que utilizaran más adelante en sus vidas.

Según Tracy Gleason, profesora de psicología en el Wellesley College de Massachusetts, "El juego imaginativo puede impulsar el desarrollo social porque los niños están simultáneamente actuando como ellos mismos y como otras personas. Esto les da la oportunidad de explorar el mundo desde diferentes perspectivas".

Dicho de otra forma, es una buena práctica para muchas situaciones sociales del mundo real. "Es un punto de abstracción en el que tienes que fingir que Barbie habla, y hace cosas, y tienes que pensar sobre sus pensamientos, sentimientos y actos. Muchas de esas cosas son las que hacemos cuando empatizamos con otra gente" dijo.

Para Gleason, estos vídeos no tienen porque ser negativos en sí, pero nunca deberían sustituir el juego real, "No es necesariamente algo mal, pero lo que podrían estar haciendo podría ser más divertido y beneficioso para ellos: como por ejemplo, jugar con sus propios muñecos de Elsa y Anna de Frozen".

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar