Actualidad

La verdadera razón por la que los zurdos son —somos— zurdos

¿Por qué hacemos las cosas con una mano u otra? Investigadores descubren al fin la razón

Si chocabais los brazos continuamente con tu compañero de pupitre, te habrás preguntando por qué tú eras diestro, él zurdo y el mundo en ocasiones tan complicado.

Hasta ahora, se creía que el motivo de la distinta destreza se encontraba en el cerebro. Dependiendo de la actividad cerebral que se registraba en el hemisferio izquierdo o derecho cuando estamos en el vientre de nuestra madre, uno se las apañaba el resto de su vida fundamentalmente con una mano o la otra.

Sin embargo, de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad Ruhr de Bochum (Alemania), vivíamos confundidos.

Lo que sí que es cierto es que esa condición nace cuando nosotros ni siquiera hemos nacido, pero el origen de la preferencia no se halla en el cerebro, sino en nuestra médula espinal.

via GIPHY

En la década de los 80 se descubrió que en la octava semana de gestación, el feto desarrolla la preferencia y a la decimotercera elige chupar el pulgar derecho o el izquierdo. Dado que los movimientos del brazo al nacer residen en el corteza cerebral, desde donde se envía una orden a la médula espinal para que ejecute las instrucciones, se pensó el origen de la habilidad estaba en el cerebro.

Y error.

¿Por qué?

Porque han descubierto en las fases tempranas en las que se escoge una mano, cerebro y médula todavía no son partes del cuerpo conectadas.

Los científicos vieron que son las expresiones de los genes de la médula espinal los que determinan si una persona es zurda o diestra. Sin embargo, el otro hallazgo sorprendente es que estas expresiones de los genes no vienen marcados desde el inicio en nuestro ADN, sino que son factores ambientales (todavía por averiguar) los que las condicionan durante el embarazo.

via GIPHY

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar