Actualidad

Zika: qué es y por qué aconsejan no quedarse embarazada

La nueva alarma sanitaria explicada en 6 preguntas

Zika. Suena a nombre de futbolista brasileño, pero no. Así se llama el "nuevo" virus que trae de cabeza al continente americano.

Aunque se identificó por primera vez hace más de sesenta años, su incidencia fuera de África había sido relativamente baja hasta la segunda mitad de la década pasada.

En los últimos meses la alarma ha saltado al confirmarse la circulación del virus en 20 países americanos. También su relación con un aumento significativo de casos de microcefalia, un trastorno neurológico que lleva a los niños a nacer con una cabeza más pequeña de lo normal, o a su desarrollo anormal después del nacimiento.

En Brasil, el año pasado se registraron más de 2.700 casos de microcefalia, frente a los 145 contabilizados en 2014.

El pasado mes de noviembre, un portavoz del ministerio brasileño de Sanidad llegó a lanzar un mensaje desaconsejando las gestaciones. En los últimos días es el Gobierno colombiano, otro de los países más afectados —más de 13.000 casos de Zika registrados desde el pasado octubre—, el que ha recomendado evitar los embarazos al menos hasta julio de este año, como medida preventiva.

Para que sepas a qué atenerte, a continuación te resumimos las claves de esta nueva alarma sanitaria.

¿Qué es?

Un virus del género Flavivirus, semejante a nivel filogenético a los del dengue y la fiebre amarilla. Se identificó por primera vez en 1947 en Uganda, en los bosques de Zika, de ahí su nombre. Se descubrió en un mono Rhesus durante un estudio acerca de la transmisión de la fiebre amarilla en la selva.

¿Cómo se transmite?

Se transmite fundamentalmente por picadura del mosquito Aedes Aegypti, el mismo que causa el dengue. No obstante, se ha detectado la presencia del virus en el semen y se han reportado casos de transmisión por vía sexual y sanguínea.

En la actualidad se están llevando a cabo estudios sobre la transmisión del virus de madre a hijo durante el embarazo (transmisión perinatal), y sobre los efectos de la enfermedad sobre el feto.

¿Dónde se ha detectado?

El virus se encuentra comúnmente en África, pero también se han reportado brotes durante los últimos años en Malasia, Micronesia (isla de Yap) y la Polinesia Francesa.

La primera circulación autóctona de virus Zika en el continente americano fue confirmada en febrero de 2014 en Isla de Pascua, Chile. Desde entonces son 20 los territorios miembros de la Organización Panamericana de la Salud que han confirmado la presencia del virus: Brasil, Barbados, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guayana, México, Panamá, Paraguay, Surinam, Venezuela, Puerto Rico, Haití, Honduras y EEUU.

También se han registrado casos en los departamentos franceses de ultramar de la Guayana Francesa, San Martín y Martinica.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuatro de cada cinco enfermos por Zika no muestran síntomas. Entre los que sí, los síntomas comunes incluyen erupciones cutáneas (manchas rojas que suelen comenzar en la cara o tronco antes de extenderse por el resto del cuerpo), fiebre intermitente, conjuntivitis, dolores en la parte posterior de los ojos, dolor de cabeza, musculares y de articulaciones. Con menor frecuencia se pueden sufrir dolores de garganta, vómitos, diarrea y presencia de sangre en el semen. Por lo general, los síntomas duran entre cuatro y siete días y la infección no suele demandar cuidado hospitalario.

¿Existe vacuna o tratamiento?

No existe ninguna vacuna contra el virus Zika. Tampoco tratamiento para la infección por Zika. Lo más que se puede hacer es guardar reposo y tratar de controlar los síntomas —el prurito, el dolor, la fiebre— por medio de antihistamínicos, paracetamol o dipirona. No se aconseja el uso de antiinflamatorios.

¿Puede dar lugar a otras complicaciones médicas?

En casos raros, la infección por Zika se complica por el Síndrome de Guillain-Barré, un trastorno autoinmunitario que ocasiona debilidad muscular, contracciones, parálisis y otros síntomas.

A finales de noviembre, tras estudiar varios centenares de casos, el Ministerio de Salud de Brasil confirmó la relación entre la infección por Zika y la microcefalia. Esa es la razón de que países como Colombia recomienden a las mujeres no quedarse embarazadas.

En la actualidad, Brasil está investigando 46 muertes de bebés con microcefalia, que podrían tener relación con el virus zika.

A falta de una vacuna, la prevención contra el Zika pasa por no exponerse al contagio. Es decir, evitar la picadura del mosquito Aedes. El mosquito se reproduce en zonas de agua limpia estancada. Por eso, se recomienda eliminar recipientes exteriores que puedan acumular agua, como jardineras o maceteros, y limpiar depósitos de agua. Además, se recomienda usar ropa con mangas largas, repelentes y colocar mosquiteras en ventanas y puertas.

Mejor prevenir que curar.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar