Actualidad

“Yes, we fuck!”: una orgía por la diversidad sexual

Este documental explora la sexualidad de personas con discapacidad

Es incómodo, impacta. Ver escenas de sexo protagonizadas por personas con diversidad funcional, o simplemente desprovistas de toda esa amalgama estética y normativa de “lo sexy” o “lo porno”, no es tan fácil como parece. Y si cuesta, si duele, es que está curando: esas imágenes están afectando a nuestras concepciones.

Yes, we fuck!  es un documental que aborda la sexualidad de los llamados discapacitados, un colectivo a quien la sociedad les niega el sexo o no acepta que lo practiquen: básicamente, no queremos mirar.

La particularidad del proyecto es que en el film no hablan expertos, ni psicólogos: aquí se enseñan escenas de sexo sin ambages. "Queremos gritar y poner delante de tus ojos unas imágenes que han sido invisibilizadas en nuestra sociedad, en la que todo lo que se sale de lo establecido, ya sean cuerpos o comportamientos, se pone en tela de juicio", explica Raúl de la Morena, codirector.

El documental, que dirige junto a Antonio Centeno recoge, de momento, cinco testimonios. Entre ellos está el de Pama y Miriam, una pareja que rompe los esquemas: ella va en silla de ruedas y él es originario de la India. Al parecer, el Kamasutra ha influido en su visión del sexo.

Una de las grandezas de Yes, we fuck!, que está consiguiendo financiaciarse a través de Verkami, es que no se trata solamente de un documental, sino de un punto de partida para que mucha gente participe en una especie de orgía por la diversidad sexual, en un movimiento. 

El primer rodaje fue durante un taller postporno (o porno sin estereotipos sexuales) organizado por el colectivo Post-Op, en el que participaron personas con y sin discapacidad. Aquello consiguió tejer alianzas con feministas, transexuales, gays, lesbianas, queer, intersex, y con grupos que trabajan la política de los cuerpos, como los gordos: "El cuerpo, la sexualidad, el género… es común y diverso. Las personas con diversidad funcional, por el mero hecho de existir, llevan consigo estas luchas. Era cuestión de tiempo que se produjeran estas alianzas", explica Raúl.

Esta iniciativa provoca al público y ha recaudado, por el momento, 7.000 euros. También consiguió que Facebook les cerrara la página a finales de 2013 y tuvieron que crearse otra nueva. Sin embargo, el gran éxito de este documental es que consigue que nos replanteemos el sexo, una actividad llena de códigos y roles, como una lanzadera de nuevas libertades. Y todo sin haber terminado el rodaje.

"El sexo no es productivo, es transversal, es libre, es anarquía, es igualitario, es respeto… Es tantas cosas que a los poderes (tanto económicos como religiosos) no les gusta y lo quieren controlar. Es por ello por lo que han creado un imaginario de suciedad, donde las personas que no encajan en la norma son tachadas de desviadas, diabólicas, improductivas...el tabú construido en torno al sexo es la victoria de los poderosos", dijo Raúl en una entrevista para El País.

Como dice Miriam, una de las protagonistas: "¿Qué es lo sexy? ¿La forma de la cara, de las tetas, del culo? Yo diría que en realidad nos erotizan cosas que no podemos definir con exactitud". Ahí, en ese punto G que está en la mente, es donde todos coincidimos. 

Vídeo

Si no quieres mirar, tu sexualidad no está capacitada.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar