Actualidad

¿Tienes alergias? Es culpa del sexo con neandertales

El cruce con los neandertales mejoró nuestro sistema inmunológico, pero nos hizo más sensibles a las alergias

Hace 40.000 años, los apasionados encuentros entre los primeros humanos y sus primos fornidos, los neandertales, dejaron una huella genética imborrable en nuestra especie: entre un 1 y un 6% de su ADN en todos los homo sapiens del planeta, excepto en los africanos.

Este dato en sí mismo no es ninguna novedad, el año pasado ya lo confirmó el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig. Lo que no sabíamos es que esta pequeña herencia neandertal nos hizo más vulnerables a las alergias, según explican investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford en un estudio publicado por la revista Science.

Los portadores de los genes heredados de los neandertales son más propensos a padecer asma, fiebre del heno y alergias

El legado de los neandertales se reduce a tres genes. A día de hoy, los portadores de estos tres genes son más propensos a padecer, asma, fiebre del heno y otras alergias. Así se señala en un estudio realizado por la empresa americana de genética 23andme.

El lado bueno es que estos acoplamientos prehistóricos también reforzaron nuestro sistema inmunológico, mejorando nuestra defensa contra patógenos como bacterias y hongos.

Historia de un cruce

La cosa fue más o menos así: un pequeño grupo de humanos provenientes de África se trasladó a Euroasia. Allí tuvieron sexo con neandertales y sus parientes cercanos, los denisovanos.

Los neandertales llevaban 200.000 años adaptándose a la vida en la región y su sistema inmunológico estaba preparado para enfrentarse a las infecciones que por allí corrían.

"El pequeño grupo de humanos que salió del África no llevaría mucha variación genética", dijo Janet Kelso, directora de la investigación que llevo a cabo el Instituto Max Planck. "Podían adaptarse a través de mutaciones o cruzándose con la población local, que ya estaba allí", explicó.

De los tres genes: uno, el más común, lo tienen todos los no africanos; otro, solo los asiáticos; y el último, solo un puñado de personas de Asia.

Al escanear los genomas de humano actuales, la herencia neandertal o denisovana era evidente. Al analizarlos, encontraron tres genes comunes. Uno, el más común, lo tienen todos los no africanos; otro, solo los asiáticos; y el último, solo un puñado de personas de Asia.

Los hallazgos sugieren que los humanos modernos heredaron los genes neandertales y denisovanos en tres oleadas distintas, dependiendo de dónde y cuándo se reunieron los grupos. Los genes heredados han sido beneficiosos para nosotros, según otro estudio citado por la revista American Journal of Human Genetics.

La mayoría de las adaptaciones se produjeron cuando los humanos ya eran cazadores-recolectores.

En el citado estudio, respaldado por la investigación independiente del Instituto Pateur de París, el genetista Lluís Quintana-Murci comparó el ADN de los participantes en el 1000 Genomes Project con el genoma de humanos primitivos. Se centró específicamente en 1.500 genes inmunes y encontró que la mayoría de las adaptaciones se produjeron entre los últimos 6.000 y 13.000 años, cuando los humanos ya eran cazadores-recolectores.

"Las consecuencias más evidentes de este cruce", dice Kelso, "están en la conformación de nuestra adaptación al medio, la mejora en la forma en que resistimos a los patógenos y cómo metabolizamos nuevos alimentos".

[Vía: The Guardian]

Encuentros apasionados entre los seres humanos antiguos y sus primos fornidos, los neandertales, pueden haber dejado la gente moderna más propensos a los estornudos, la picazón y otras alergias, según los investigadores. El curioso legado proviene de tres genes que cruzaron en los humanos modernos después de que sus lejanos antepasados tuvieron sexo con neandertales, o sus parientes cercanos del Denisovanos, hace más de 40.000 años. Los acoplamientos prehistóricos dejaron todos los no africanos hoy lleva 06.01% de ADN neandertal. Las personas cuyos antepasados nunca abandonaron el continente no se hubiera cruzado con los neandertales o los homínidos de Denisova, un misterioso grupo de seres humanos que vivían en y alrededor de Siberia, al mismo tiempo. Los tres genes se encuentran entre las hebras más comunes de Neanderthal y el ADN Denisovan-como se encuentran en los humanos modernos, lo que sugiere que confiere una ventaja evolutiva. Probablemente impulsaron el sistema inmune, ya que los genes están involucrados en primera línea del cuerpo de defensa contra patógenos tales como bacterias y hongos. Neandertales y yo: nos vuelven un largo camino Lee mas Pero las personas que llevan los tres genes parecen a pagar un precio en la forma de un sistema inmune excesivamente sensible. Un estudio realizado por la empresa de genética 23andme Estados Unidos encontró que los portadores de los genes eran más propensos a tener asma, fiebre del heno y otras alergias. Los genes se cree que se han extendido a través de los humanos modernos, cuando pequeños grupos de pioneros que salieron de África se reunieron y tuvieron sexo con neandertales ya larga como en casa en Eurasia. A diferencia de los recién llegados, los neandertales habían pasado 200.000 años adaptarse a la vida en la región, y su sistema inmunológico se había convertido en sintonía con las nuevas infecciones que se enfrentaban. "Un pequeño grupo de humanos modernos que salen de África no llevaría mucha variación genética", dijo Janet Kelso, quien dirigió la investigación en el Instituto Max Planck de Antropología evolutiva en Leipzig. "Se puede adaptar a través de mutaciones, pero si cruzarse con la población local, que ya están allí, usted puede conseguir algunas de estas adaptaciones de forma gratuita." El equipo de Kelso escanear los genomas de los humanos de hoy en día para la evidencia de genes neandertales o Denisovanos y luego miró a lo común que se encontraban en las personas de todo el mundo. Entre los tres genes del sistema inmune que se destacaron, dos muy igualados ADN neandertal. El más común se encontró en todos los no africanos, el otro sólo en los asiáticos. El tercer gen era más similar a Denisovan ADN y mucho más raro, que se encuentra en sólo un puñado de personas de Asia que participaron en el estudio. Descubrimiento de las más antiguas de ADN humano en la cueva española arroja luz sobre la evolución Lee mas Los hallazgos sugieren que los humanos modernos heredaron genes neandertales y Denisovanos en tres oleadas dependiendo de donde y cuando los grupos se reunieron. Los genes mostraron tan beneficioso que permanezcan en nuestros genomas hasta nuestros días. El estudio se informa en la revista American Journal of Human Genetics. El trabajo está respaldado por la investigación independiente publicado en la misma revista por científicos del Instituto Pasteur de París. Genetista Lluis Quintana-Murci analizó el ADN de los participantes en el Proyecto 1000 Genomas y comparó su ADN con antiguos genomas humanos. Se centró específicamente en 1500 genes inmunes y encontró que la mayoría de las adaptaciones se produjeron en los últimos 6.000 a 13.000 años, cuando los seres humanos pasaron de un estilo de vida cazador-recolector a la agricultura. Pero Quintana-Murci dijo que el descubrimiento más sorprendente fue de los mismos tres genes que Kelso encontró. En su estudio, el trío de genes estaban entre los Neanderthal más común o ADN Denisovan encontrado en la gente moderna. "El cruce con los humanos arcaicos sí tiene implicaciones funcionales de los humanos modernos", dijo Kelso. "Las consecuencias más evidentes han sido en la conformación de nuestra adaptación a nuestro medio ambiente - la mejora de la forma en que resistimos patógenos y metabolizamos nuevos alimentos." Para todos los beneficios que aportan, las desventajas de genes neandertales podrían no ser tan malo. "Podrían haber aumentado nuestra sensibilidad", dijo Kelso. "Pero yo no iría tan lejos como para decir neandertales nos dieron las alergias."

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar