Actualidad

"Me robasteis la niñez con vuestras estúpidas bombas, y os odio por eso"

El fotógrafo Brian McCarty usa juguetes para reproducir escenas de guerra dibujadas por niños que viven en Gaza, Cisjordania e Israel. Esta es una historia inspirada en su trabajo

Las cosas ya no son como antes. Mis padres me dicen que debo quedarme en casa, que no es seguro fuera. Hace semanas que no me dejan salir a jugar a la calle. Aunque tampoco veo que salgan los otros.

Mientras tanto, yo dibujo.

Hoy en la escuela nos han presentado a un señor extranjero. Nos han dicho que hace fotos y nos han pedido que dibujemos la guerra para él. El señor americano quiere crear escenas de la guerra con juguetes que ha encontrado en los mercados de Jerusalén Este. Cuando me puse a dibujar, yo me acordé de Seraj. Solíamos caminar juntos hasta la escuela siguiendo el muro. Aquel día yo me dormí y llegué tarde al colegio. No sé bien lo que pasó. Sólo sé que a Seraj lo mataron. Aún pienso en él.

Hoy hemos ido a la Mukata de Ramala. Mi padre me ha regalado una bandera. Todos los hombres cantaban en recuerdo a Abu. Me he sentido feliz, pero luego, al volver a casa, todos parecían estar tristes. Algún hombre lloraba.

En la escuela nos han hablado del muro, de por qué lo levantaron. Hace unos años mi padre cruzaba cada día al otro lado, había logrado un permiso para trabajar en tierra israelí construyendo casas. Ya casi nadie pasa al otro lado.

A veces, por la noche, no consigo dormir. El ruido de los aviones me deja inquieto. Cuando duermo tengo pesadillas. Sueño que los aviones vienen a mi casa. Que sus bombas vuelan directas hacia mí. Entonces me quedo paralizado. Aunque quiero correr, no puedo.

Hoy ha salido mucha gente a la calle. Llevaban banderas, llaves de hierro y madera en recuerdo a los hogares perdidos. Era el aniversario de Al Nakba, el día de la catástrofe, el recuerdo del exilio y la desposesión de los hermanos palestinos. "Sueño con Haifa y Yafa", cantaban algunos. "Perdimos nuestra tierra, pero no nuestro derecho a ella", gritaban. Al final del día algunos fueron a la lucha. Las piedras volaron. Desde mi ventana vi cosas ardiendo. Siempre es lo mismo.

En la radio dicen que la tensión crece, que pronto habrá un ataque en la franja. Tengo miedo de que uno de esos aviones acabe destruyendo mi casa por error.

Dicen que se llama "Operación Pilar Defensivo", pero yo creo que son ellos los que atacan. He oído en la radio que han muerto más de 100 personas en los últimos 8 días. Más de 800 personas han resultado heridas. No comprendo por qué hacen esto. Nadie aquí lo comprende.

En la tele he visto que más de 1500 cohetes Qassam han caído sobre Israel en los últimos días. Dicen que ahora hay un alto al fuego. Yo no me fío. Me gustaría poder tener unos brazos larguísimos para poder agarrar esos cohetes antes de que llegaran al suelo.

Cuando suena el aviso del Tzeva Adom por los altavoces, sólo tenemos 15 segundos para ponernos a cubierto antes de que empiecen a caer los cohetes. Mi hermana y yo corremos hasta la casa y nos juntamos todos en la habitación reforzada que mi padre ha hecho construir en el sótano. Entonces contamos los segundos en voz muy baja. 1, 2, 3, 4...

La otra semana alguien explotó una bomba por control remoto en un autobús. Murió un chico de mi clase. Mis padres dicen que no debo preocuparme, que el Iron Dome nos protege de los cohetes palestinos y que ya no habrá más bombas. Me da igual lo que digan. Yo no pienso volver a la escuela. No en ese autobús.

Imágenes del proyecto WAR-TOYS de Brian McCarty.

Me gustaría poder tener unos brazos larguísimos para poder agarrar esos cohetes antes de que llegaran al suelo

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar