Actualidad

¿Por qué los votantes de izquierda están allanando el camino a Le Pen? La explicación

Martin y Valentin son la clase de votantes de Mélenchon que no van a frenar a Le Pen votando a Macron

Getty

Apenas unas horas antes de nuestro encuentro con los representantes de France Insoumise de la Universidad Paris-Nanterre, el carismático economista de izquierdas Yanis Varoufakis solicita el voto para Emmanuel Macron.

Martin, que empezó a involucrarse políticamente el año pasado en las movilizaciones contra la reforma laboral, le disculpa: «Varoufakis es un electrón libre. Hay algunas cosas cercanas a nuestro partido, como su plan B para Europa, pero es muy probable que no conozca bien el contexto francés». Junto a él, en la misma cafetería de Censier-Daubenton, está Valentin, que viene de una familia de izquierdas y cuya participación política se remonta a las protestas contra Sarkozy, cuando estaba en el instituto. A él la decisión de Varoufakis no le sorprende mucho: «Uno de los problemas con que Grecia se encontró en sus negociaciones con Europa es que él eligió el camino fácil: se marchó».

No es esta la primera vez que un mítico líder de la izquierda abandona a Mélenchon y se marcha con el candidato liberal. Hace unas semanas, Daniel Cohn Bendit hacía lo mismo. A los estudiantes, en cambio, no parece preocuparles: «Cohn-Bendit se ha convertido en un liberal libertario, muy progresista en términos sociales pero también en temas económicos. Ahora incluso dice que en su juventud le llamaban Danny el rojo por el color de su pelo y no por sus ideas… pero ni siquiera es pelirrojo», se ríe Martin.

Martin y Valentin son la clase de votantes de Mélenchon que no van a frenar a Le Pen votando a Macron. La semana pasada, junto a un grupo de estudiantes, escribieron un artículo colectivo en la revista Marianne en el que explicaban por qué el 7 de mayo votarán en blanco o se abstendrán. Martin apunta hacia uno de los rasgos que estos días algunos sectores de la izquierda le afean estos días al candidato de En Marche: su arrogancia.

«El problema—dice Martin— es esta histeria colectiva que existe alrededor de Macron. Tanto si le apoyamos como si no, él no piensa cambiar su programa. Está muy seguro de que va a ganar, así que no quiere alterar sus políticas. Yo estoy de acuerdo con Mélenchon en que a Le Pen no hay que darle ningún voto, pero tampoco pedir el voto a Macron: que cada uno haga lo que tenga que hacer. Mélenchon tampoco es el líder supremo».

Los estudiantes consideran que las políticas neoliberales en las que Macron participó entre los años 2012 y 2014 durante el gobierno de Hollande contribuyeron a alimentar a la bestia del Frente Nacional, pauperizando a las clases populares que fueron víctimas de sus políticas y que ahora son el objetivo electoral de Le Pe n. Citando a Brecht, Martin afirma que el fascismo es la última expresión del capitalismo, y que entre las dos existe una retroalimentación constante.

Precarización a marchas forzadas

Un tema que desde España puede resultar un poco raro es el papel que el desempleo juega en la campaña electoral: si aquí ronda el 18%, en Francia apenas se encuentra en el 10, una tasa media en el contexto de la Unión Europea. Valentin lo explica como sigue : «nos encaminamos a un modelo como el alemán en el que hay muy poco desempleo pero en condiciones muy malas. Nosotros estamos en contra de la ley Macron, según la cual si rechazas dos trabajos, entonces estás fuera del sistema. Esa es una forma de hacer que el paro baje muy deprisa, pero te obliga a coger empleos de muy baja calidad».

«Una última cosa —le preguntamos a Martin y Valentin—, ¿qué está pasando con las mujeres en France Insoumise? Vuestro líder es un político con formas particularmente masculinas y cuando os contactamos para esta historia os presentasteis dos hombres».

Responde Martin: «Mélenchon es un hombre, sí, pero en el día a día la gente que trabaja en la organización y en las legislativas de junio está equilibrado, y si no lo está… es porque hay más mujeres. Estamos a favor del cambio de género en el documento de identidad y en contra de los vientres de alquiler, y entre nuestras inspiraciones hay muchas mujeres. Fíjate que Hollande dijo que cumpliría un gobierno paritario, y lo hizo… dándole los peores ministerios a mujeres. Por su parte, el Frente Nacional está liderado por mujeres, pero en el día a día el 70% de su equipo son hombres».

*Con la colaboración de Thomas Deslogis.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar