PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Cuando las vísceras son arte: así es el museo de cera más grande del mundo

H

 

La Specola, en Florencia, alberga desde hace tres siglos las esculturas más espeluznantes

Leticia García

16 Junio 2014 15:32

La idea de que un museo de cera debe albergar dobles de famosos y de personajes de películas es relativamente reciente. Durante siglos, este material se ha utilizado para realizar réplicas con fines muy educativos y perturbadoramente artísticos: el artista creaba moldes de yeso sobre cadáveres y posteriormente los reproducía con cera. Las venas, los tendones y los órganos internos se detallaban con pintura e hilos. El resultado era tan fiel como espeluznante.

Aún quedan museos de cera como los de antes. La Specola, en Florencia, es el más mítico de todos ellos. Creado a finales del siglo XVIII a partir de una colección privada de los Medici, alberga, entre fósiles y animales disecados, más de 500 réplicas humanas repartidas en diez salas. Su finalidad era enseñar anatomía a los visitantes sin necesidad de tener que mostrar cadáveres reales, pero lo que en un principio se concibió como un medio divulgativo, pronto se convirtió en una técnica con valor artístico.

Clemente Susini, el autor de la mayoría de las piezas, era entonces un artista de fama mundial. Sus "Venus Anatómicas", esculturas de mujeres con las tripas al descubierto, y sus "Gracias diseccionadas", diosas mitológicas con los torsos abiertos, fueron admiradas por Goethe o el Marqués de Sade.Otro de los grandes maestros de la cera, Gaetano Zumbo, también está presente en el museo con las que fueron consideradas sus dos obras maestras: "Corrupción I" y "Las consecuencias de la sífilis", ambas realizadas bajo el encargo del príncipe Ferdinando de Medici.

Recordamos el siglo XVIII por la vuelta al arte clásico y el nacimiento del Romanticismo, pero lo cierto es que, entre columnas jónicas y grandes relatos mitológicos, las vísceras y el morbo crearon un estilo propio.

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

museo de cera

share