Actualidad

Este videojuego quiere que reflexiones sobre el Gran Hermano

Se llama ‘République’, te lo puedes bajar en cualquier dispositivo portátil y consiste en pasar desapercibido e invisible por una ciudad plagada de cámaras de videovigilancia

Mucho antes que identificáramos al Gran Hermano con el pis de Mercedes Milá deslizándose por el desagüe de la ducha y el gran Jorge Berrocal exclamando aquello de "quién me pone la pierna encima", el Gran Hermano fue una invención del escritor inglés George Orwell, probablemente el mejor creador de distopías del siglo XX. El Gran Hermano era ‘el ojo que todo lo ve’ -el mismo ‘eye in the sky’ de la canción de Alan Parsons, probablemente-, una especie de gran dictador omnipresente y omnipotente que controlaba los movimientos de una población sometida al imperio del control y el miedo en una especie de parábola sobre los peligros del fascismo y las dictaduras.

En el momento en que apareció “1984”, el año 1984 todavía estaba muy lejano y la sociedad catastrófica que describía Orwell se veía improbable (aunque no imposible). Y luego pasó el año 1984 y no pasó nada, del mismo modo en que pasó el año 2001 y no descubrimos ningún monolito en la Luna. Pero 30 años después de 1984 el mundo del presente empieza a parecerse demasiado al de Orwell, comenzando por la vigilancia sistemática que se produce en las calles de las grandes ciudades, cada vez más pobladas de cámaras de videovigilancia, en el transporte público, las zonas más concurridas y las tiendas que más facturan. Evidentemente, las cámaras han ayudado a prevenir crímenes y detener a sospechosos de haberlos cometido; la cesión de libertad individual que comportan puede tener una contrapartida beneficiosa en el sentido de que ganamos en seguridad colectiva. Pero, ¿dónde está el límite? ¿Dónde acaba la vigilancia light y dónde comienza el acoso consentido? Los últimos escándalos sobre espionaje institucional y a escala internacional de emails, llamadas telefónicas y mensajería instantánea nos confirman que todo esto no es únicamente por ‘nuestra’ seguridad, sino sobre todo por la de ‘ellos’. Los que ostentan el poder.

Un videojuego diseñado en Estados Unidos por los estudios Camouflaj pretende reflexionar sobre esta cuestión. Se llama “ République”, está pensado para descargar en dispositivos portátiles como el iPad y el teléfono móvil y, aunque no sea tan adictivo como el Angry Birds, tiene una lectura interesante, ya que su motivación es, además de mejorar tu agilidad mental, alertar sobre los peligros del Gran Hermano, que parece que no está, pero está en todas partes.

Con un solo dedo -la jugabilidad es facilísima- lo que hay que hacer es moverse con cautela por una ciudad esquivando cualquier opción de espionaje: como si fuera una mezcla entre laberinto, campo de minas y escenario urbano del GTA, debemos llegar de una punta a otra de cada pantalla evitando ser vistos por las cámaras (buscando las "zonas muertas"), comunicándonos de manera que nadie pueda captar nuestros mensajes. Una forma inteligente de alertarnos de que, allí donde vayamos, siempre hay alguien mirando.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar