Actualidad

"Policía borracho en el metro", la historia viral que acabó en los tribunales

Cómo arruinarte la vida en 46 segundos

“Policía borracho en el metro de Nueva Delhi-divertido”. Ese es el título del vídeo que en agosto del año pasado se hizo viral en Internet. Y que arruinó la vida de su protagonista, el policía de 50 años, Salim PK.

En el vídeo, Salim aparecía desorientado, con dificultad para encontrar las puertas del tren y tambaleándose de lado a lado del vagón. Justo cuando el tren llega a las estación de Azadpur, el policía no puede mantener el equilibrio y cae al suelo.

Alguien grabó la escena y la subió a YouTube. Pronto el vídeo se hizo viral, provocando una ola de críticas y presiones por parte de los medios de comunicación que acabaron con la suspensión de empleo a Salim.

Loading the player...

Salim aparecía desorientado, tambaleándose de lado a lado del vagón. Alguien grabó la escena y la subió a YouTube. Pronto el vídeo se hizo viral, causando la suspensión del policía.

Salim fue objeto de ataques y burlas por parte de sus compañeros de trabajo y vecinos, e incluso llegó a recibir llamadas de sus parientes de su ciudad natal en Kerala censurando su conducta. El escarnio social fue tal, que la mujer de Salim cayó en una depresión y acabó sufriendo un ataque al corazón a resultas del episodio. Mientras, el vídeo seguía haciéndose viral.

El policía siempre mantuvo que no estaba borracho, y que su estado de desorientación se debía a la enfermedad que padece a consecuencia de un ictus sufrido hace tres años. Al final, los informes médicos demostraron que tenía razón. Pero el daño ya estaba hecho.

Aquel día en el metro, Salim no estaba borracho sino mareado a consecuencia de sus problemas de salud.

El ictus provocó que la parte izquierda de su cuerpo quedara totalmente paralizada. Otras de las consecuencias de la embolia fueron dificultad para comunicarse, parálisis facial, pérdida de memoria y mareos ocasionales. Y aunque con el tiempo Salim logró recuperar buena parte de sus habilidades, quedaron secuelas.

Aquel día en el metro, Salim no estaba borracho sino mareado a consecuencia de sus problemas de salud. Llevaba todo el día sintiéndose mal, y aún así se había quedado a trabajar más horas de las debidas. De camino a casa, su malestar empeoró. Su caída en mitad de aquel vagón fue la guinda a un día malo.  

El escarnio social fue tal, que la mujer de Salim cayó en una depresión y acabó sufriendo un ataque al corazón a resultas del episodio.

Pese a que el policía fue readmitido en su puesto el 5 de noviembre de 2015 —tras las comprobaciones por parte de los médicos de que Salim no estaba ebrio sino que su situación tenía que ver con su estado de salud— el vídeo del policía sigue en Internet, y su imagen no se ha limpiado.

Ningún medio de comunicación publicó una rectificación de la noticia y, pese a que el departamento de policía emitió un comunicado de disculpa, Salim sigue siendo un alcohólico a los ojos del gran público.

Ahora, el policía quiere que el Gobierno de Delhi, la Corporación de Ferrocarriles de metro de Delhi, la policía y el Consejo de prensa de India tomen medidas para “recuperar la dignidad perdida publicando los hechos correctos en sitios importantes, periódicos y medios electrónicos”.

Salim tiene dificultades para comunicarse, por lo que las declaraciones se han hecho a través de su abogado, Wills Mathews. El abogado declaró al India Today que, “cuando el vídeo se viralizó y Salim fue suspendido, la noticia saltó a la primera plana. Cuando fue readmitido, ningún periódico o canal de televisión se hizo eco de la noticia. A los ojos de la gente, mi cliente estaba borracho en el metro y está aún bajo suspensión.”

“Por el contrario, la única opción para mi cliente es o bien vivir y sufrir en silencio, ya que es imposible para él localizar la fuente del vídeo, o tomar acciones legales contra los cientos de periódicos, televisión y redes sociales que lanzaron la noticia”, explicaba el abogado.

Mientras se resuelve el caso, el policía continúa de baja médica y haciéndose cargo de su mujer, enferma de depresión y convaleciente de un infarto.

Todo gracias a las risas de Internet.

[Vía India Today]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar