Actualidad

Cómo vender droga a un policía: los magos del futuro

Conoce al tipo que ha conseguido 9 millones de visitas en YouTube liándola mucho

Cosas que nos trasladan a episodios inmemoriales de la infancia frente a un televisor de rayos catódicos:

Uno. Anthony Blake con cara de vendedor de seguros y vestido de negro riguroso, diciendo a la gente que “todo ha sido producto de su imaginación” (LOL).

Dos. El tupé de Pepe Carrol y un animal que podría ser un gato, un conejo o una liebre asomando de algún lado.

Tres. Las hebras de pelo ceniciento de Juan Tamariz, su chistera y los dientes de piano desguazado, antes de decir algo con una voz de puerta desengrasada.

Al menos en España, la magia es una expresión de la cultura popular que se ha quedado atascada en una sensibilidad —con perdón por la vulgaridad— pollavieja, es decir, gobernada por unos señores en edad muy avanzada cuya jubilación supone la desaparición de toda una escena.

Dicho de otra forma, ¿alguien ha visto alguna vez a alguna maga joven en televisión?

O también: ¿qué clase de joven querría ser Juan Tamariz de mayor?

Respuesta: Calen Morelli.

Calen Morelli es el responsable de uno de los vídeos que lo está petando en YouTube. Se titula “mago intenta vender hierba a un policía” y el argumento es eso mismo: un mago intenta vender droga a un policía.

En el corto, un cretino con aspecto de hipster se acerca a un policía que está hablando por teléfono. Sin pensárselo dos veces le dice: “¿Quieres comprar un poco de maría?”.

El policía pone cara de haberse encontrado un billete de 50 euros en el suelo. Ese día, el trabajo va a estar chupado.

Pero, ah amigo, cuando el poli obliga al camello a abrir las manos, la hierba no está.

¿Dónde c%* se ha metido la hierba?, nos preguntamos todos.

Nadie lo sabe.

Entonces el policía de cara porcina se enfada: resulta que el trabajo no va a ser tan fácil.

Total: casi 9 millones de visitas en cinco días.

¿Pero quién es Calen Morelli?

Calen Morelli es un showman. Un tipo que ha sabido traducir como los ángeles la cultura de la magia al lenguaje de Youtube.

El interés que sus producciones despiertan reside en que la magia no se la hace al espectador, sino que la hace con él. Sirva de ejemplo este vídeo de desapariciones de la playa, donde el espectador es cómplice del truco:

Luego, en lugar de poner gente a levitar o de hacer desaparecer barcos, Calen Morelli agarra un skate, un iPhone y una pista de dubstep, y desafía la gravedad con la gracia de un Houdini 2.0.

Igualmente fascinante es el concepto de “magia social” que maneja junto con Sam Pepper, otra estrella de YouTube. En “magia para homeless”, Pepper y Morelli se proponen mejorar las necesidades más básicas de los sintecho, pero también dar un poco de vidilla a su día a día gris:

Hace unas horas el portal de cotilleos TMZ decía que el poli al que Morelli había intentado vender droga era un actor. Pero, ¿a quién le importa? La magia de nuestro hombre es otra.

La magia de Morelli es, con perdón por la moñada, la de hacernos volver a creer en la magia.

Una magia que, al fin, renace más allá de los rayos catódicos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar