PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La solución a la deforestación del planeta podría estar en el veganismo

H

 

Lo dicen las matemáticas

PlayGround

20 Abril 2016 13:34

Si quieres salvar el planeta, come menos carne. Así lo da a entender un nuevo modelo matemático desarrollado por un grupo de científicos del Instituto de Ecología Social de Viena que apunta que una dieta vegana podría ser la solución contra el problema de deforestación que afecta a nuestro planeta.

El estudio, dirigido por el matemático Karl-Heinz Erb, establece 500 escenarios posibles para alimentar al planeta en 2050 y revela que, de seguir con la actual dieta occidental, el suministro de comida es inostenible.

A tenor de las conclusiones del estudio, la única solución factible es abandonar nuestra dieta omnívora y hacernos vegetarianos. Porque, al contrario de lo que se pueda pensar, el abandono del consumo de carne no hará que se destruya masa forestal para crear campos de cultivo. Dos tercios de los 500 posibles escenarios pueden producirse sin destruir hectáreas de superficie forestal. “La deforestación no es un prerrequisito para suministrar al mundo la comida suficiente en 2050, tanto en términos de cantidad como de calidad”, dice Erb. Para él, no es cuestión de talar más árboles, sino de adoptar estrategias concretas sobre agricultura, ganadería y dietas.

Un nuevo modelo matemático determina que la solución para acabar con la deforestación se encuentra en la dieta vegana

Los resultados del análisis matemático de los 500 escenarios posibles arrojan los siguientes datos:

El 100% de los escenarios son posibles si toda la población mundial se volviera vegana. Un 94% si se adopta una dieta ovolactovegetariana y dos tercios si se mantiene la dieta actual. En cambio, las posibilidades se reducen al 15% si se adopta la pauta alimenticia occidental, basada en el consumo masivo de carne.

La protección de los ecosistemas forestales restantes es uno de los objetivos principales que tiene el ser humano para el futuro. Los bosques almacenan más CO2 que cualquier otro tipo de cubierta vegetal, es decir retiran de la atmósfera más gases de efecto invernadero, y albergan una fracción considerable de la biodiversidad global. Una parte considerable de los bosques vírgenes globales ya se ha convertido en áreas agrícolas, y este proceso sigue avanzando en las regiones tropicales.

Desde hace unos años se han puesto en marcha actividades como el programa de las Naciones Unidas para la reducción de emisiones por deforestación y degradación forestal en países en desarrollo (REDD) que tiene por finalidad proteger los ecosistemas forestales.

Actualmente en nuestro planeta, tres cuartas partes de las superficies de tierra libre de hielo están en uso agrícola o ganadero. Esta gran cantidad de tierra cultivada es necesaria para alimentar a la población y al ganado, pero causa múltiples problemas medioambientales. Eutrofización, contaminación por fertilizantes, pérdidas de biodiversidad y emisiones de gases de efecto invernadero.

Problemas que, según el modelo de Erb, podrían solucionarse si todos dejásemos de comer hamburguesas.



share