Actualidad

El youtuber Jake Paul ha convertido su barrio en un infierno, y los vecinos están hartos

Los vecinos creen que Jake Paul es insoportable, y esta entrevista lo confirma

oi oi

Jake Paul es una auténtica estrella de internet. Se dio a conocer en Vine, acumula ocho millones y medio de suscriptores en YouTube y ha dado el salto a Disney Channel.

Si tuviera que resumir el contenido de su canal en unos pocos conceptos sería algo como:

Rubito cachas sin camiseta.

Amigos lameculos.

Novia tiabuena.

Cosas ardiendo.

Cosas estallando.

Cosas que valen mucha pasta.

Piscina, risis, peñita guay.

Bromas sin gracia.

Se cree rapero, pero no.

Listen. Sometimes there's just nowhere else to put your GoPro 😹 @jakepaul #Team10 📸 @jessicache

Una publicación compartida de Team 10 (@team10official) el

Como Jake Paul está ganando un montón de monedas en YouTube, se puede permitir vivir en un pedazo de casa en un barrio bien de Los Ángeles, donde rueda gran parte de su contenido junto a sus esbirros, un grupo al que denomina Team 10. Su calle, que antes solía ser una zona tranquila en la que las familias podían vivir sin preocupaciones, es ahora un hervidero de bros que no paran de liarla constantemente. Es como vivir puerta con puerta con un piso de estudiantes, solo que en este caso los tipos tienen dinero y medios para dar la turra non stop. Son la versión adulta de un niño con un tambor, el infierno en la tierra.

Además de escenas épicas como la de lanzar un montón de muebles en su piscina vacía para prenderles fuego (y generar unas llamaradas más altas que la propia casa), el chiquito no tiene ningún reparo en compartir con sus fans su lugar de residencia (en serio, aparece en Google como si fuese un lugar público, con más de 2000 reseñas), por lo que en su calle está siempre plagada con una marabunta de fans esperando como quienes esperan a que el papa salga a decir sus cosas al balcón.

La cosa ha llegado a tal extremo que los vecinos van a hablar con las autoridades para informarse de qué acciones legales podrían tomar. Cuando el lunes equipo de televisión de la cadena KTLA se acercó a su casa para hablar con él de los hechos, Paul reaccionó diciendo que sus vecinos "le odian" y trepando al trecho de la furgoneta porque... bueno, él sabrá.

Jake Paul cosecha tanta admiración como odio. Muchos compañeros youtubers ya le han dedicado vídeos explicando, básicamente, por qué no lo tragan. Y en las redes muchos lo ven como la encarnación misma del concepto "White privilege".

"Jake Paul es LA manifestación del privilegio blanco".

"Si Jake Paul fuese una persona de color probablemente estaría en la cárcel ahora mismo, pero como es blanco puede hacer lo que le dé la gana".

¿Sus comentarios al respecto? Un tuit en el que no se ha tomado ni la molestia de escribir todas las letras, "Total, pa'qué".

"Qué locura ver cuánta gente se preocupa de que sea un 'mal vecino'. Hay peces más grandes que pescar... Hay gente inocente que muere a tiros cada día. Porque deberían preocuparse de esto".

Claramente las pelis americanas se equivocaban con que al matón de la clase la vida le iba a ir fatal...

"Mi madre cuando iba a quinto curso: 'Es solo un matón, no triunfará en la vida'

 Este es literalmente el tipo que se metía conmigo en quinto curso ahora, sin bromas".

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar