Actualidad

La polémica sugerencia de una universidad a sus estudiantes: “llevad un bonito escote”

La facultad de medicina de la Bruselas Free University ha indignado a muchos tras "sugerir" a sus estudiantes que llevasen un "escote bajo" en la ceremonia de graduación

“Desde un punto de vista estético, es preferible que las chicas jóvenes lleven vestido o falda y un bonito escote bajo”. Con este mensaje la Universidad de Bruselas Free University se ha dirigido a las estudiantes de medicina que estos días esperan su fiesta de graduación.

El mensaje de esta Universidad no solo les marca el dress code (algo relativamente normal para este tipo de eventos), sino que además les ha sugerido que deberían mostrar canalillo. Algo que, como es natural, ha despertado el rechazo de varias estudiantes del centro.

Por contra, las recomendaciones para los estudiantes hombres son mucho más escuetas: basta con que se pongan un traje. 

El mensaje fue compartido en un grupo de Facebook de la Universidad en el que los estudiantes comparten “confesiones”. Bajo el título “pequeño escándalo”, una estudiante compartió los requerimientos que se estaban haciendo por parte del centro a las estudiantes de medicina. 

A estas horas, el mensaje ha recibido miles de interacciones. Todos los comentarios apuntan en la misma dirección: el mensaje es claramente sexista. “¿Esto es una broma? ¿Son graduadas de medicina y les estamos pidiendo que muestren su escote?”. Otras dejaban ver su incredulidad: “¿Esto es real? Parece un texto de los años 50”.

Después de que el medio local Le Parisien se hiciera eco de la polémica, la Universidad se ha visto obligada a pedir disculpas a sus estudiantes alegando que “esas consignas para la graduación son contrarias a los valores que defiende cotidianamente la facultad”.

Mensaje de disculpa de la Universidad

Este mensaje es una vuelta de tuerca más a la hipersexualización constante y el control de las vestimentas de las mujeres. Parece que la ropa de la mujer, a diferencia de la del hombre, está siempre en el punto de mira: como si fuera algo regulable, revisable. Hartas de ver cómo expulsan a niñas de los colegios por llevar pantalones demasiado cortos o por enseñar los hombros, este mensaje es exactamente lo mismo, pero al revés. Aquí nos instan a que enseñemos más y a que tapemos menos porque así lo ha decidido un tercero.

La lógica es igual de perversa y el resultado, el mismo: la libertad de la mujer que quiere ser controlada por un puñado de hombres.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar