Actualidad

Los últimos días de la democracia de Wukan, el único pueblo chino que ha votado

En este pueblo chino, una protesta de 15.000 vecinos terminó con la expulsión del gobierno local y la convocatoria elecciones. Pero, ahora, se teme por el futuro de su democracia

En 2011, Wukan se convirtió en el único pueblo de China con un gobierno elegido democráticamente.

La corrupción y la confiscación forzosa de tierras por parte de los gobernantes, condujeron a los 15.000 vecinos a rebelarse contra la autoridad, asaltando la comisaria e instalando barricadas. Con ello, consiguieron lo nunca visto en China: expulsar al gobierno local y convocar elecciones para que pudiesen elegir quién estaría al mando.

Sin embargo, ahora la democracia de Wukan está en peligro después que los líderes de la protesta hayan sido encerrados en prisión, estén exiliados o hayan renunciado a sus puestos. El golpe definitivo ha sido la detención de Lin Zuluan, líder electo del Partido Comunista local.

La corrupción y la confiscación forzosa de tierras por parte de los gobernantes, conducieron a los 15.000 vecinos a rebelarse contra la autoridad

Lo que le ha llevado a Zualan a la prisión ha sido convocar de nuevo a los vecinos a protestar contra las confiscaciones de tierras por parte de funcionarios corruptos.

                                                                                      

El 18 de junio, después de media noche, agentes del SWAT irrumpieron en casa de Zuluan para detenerlo. Su esposa, Yang Zhen, intentó que no se lo llevaran pero la empujaron al suelo y no pudo hacer nada.

Aunque las autoridades han publicado una confesión del líder en la que afirma haber recibido sobornos relacionados con obras públicas, los vecinos creen que estas acusaciones son falsas, creadas para desprestigiar al activista. Los habitantes de Wukan quieren que vuelva, por lo que han estado 12 días protestando bajo el sol para que sea liberado, según ha informado Reuters.

Lo que ha conducido a Zualan a prisión ha sido convocar, otra vez, a los vecinos a nuevas protestas

"No podía soportarlo más. El Gobierno vendió un nuevo pedazo de tierra sin avisar a nadie", asegura uno de sus familiares que ha pedido no ser identificado.

La supervivencia de la democracia de Wukan está en peligro. Algunos analistas creen que esas elecciones solo fueron posibles porque era un momento muy especial, por un conjunto de circunstancias que coincidieron en un mismo lugar y tiempo.

Sin embargo, nunca se sabe cuándo puede acontecer otra revolución, el último y desesperado intento de un pueblo que no está satisfecho con la vida que sus gobernantes le ofrecen. Como dijo Ryszard Kapuscinski en 'El Sha o la desmesura del poder': “Las revoluciones nunca durarán mucho tiempo. Son el último cartucho, y cuando un pueblo decide echar mano de éste es porque una larga experiencia le ha enseñado que no le queda ninguna otra salida”.

[Vía BBC y The Japan Times]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar