Actualidad

2.400 años después, la tumba de Aristóteles podría haber sido descubierta

Emplazada en su ciudad natal, la tumba estaba oculta bajo una torre bizantina posterior

Un equipo de arqueólogos griegos cree haber descubierto la tumba de Aristóteles. Después de más de dos décadas de excavaciones, la tumba de uno de los filósofos más grandes de la historia podría estar en Estagira (Grecia), su ciudad natal.

"No tenemos ninguna evidencia pero sí fuertes indicios que nos llevan casi a la certeza", ha asegurado el arqueólogo Kostas Sismanidis, director de las excavaciones.

Según el equipo de arqueología, las características del edificio descubierto hacen pensar que no puede ser otra cosa que el mausoleo del discípulo de Platón.

Los restos del yacimiento arqueológico han sido hallados bajo restos de una torre bizantina construida con posterioridad. Esa construcción posterior era lo que había hecho dudar al principio a los arqueólogos, que llevan desde 1990 trabajando en el yacimiento.

El edificio desenterrado es una gran tumba rectangular con suelo de mármol y una bóveda que en otros tiempos alcanzaba los 10 metros de alto. Estaba recubierta con tejas de la fábrica de cerámica real, lo que revela la inminencia de los restos que debía contener.

Dentro de la tumba se han encontrado más de 50 monedas de la época de Alejandro Magno, diversos objetos de cerámica y el rastro de un antiguo altar destinado a sacrificios que ha sido destruido.

Emplazada entre una galería del siglo V a.C. y un templo de Zeus del siglo VI a.C., la tumba reposa en el ágora de la ciudad y tiene unas vistas panorámicas.

El convencimiento de los arqueólogos viene además acompañado de dos fuentes literarias que señalan que ese es el lugar exacto del enterramiento de Aristóteles. Uno de ellos es el manuscrito 257 de la Biblioteca Marciana de Venecia y otro, una biografía árabe de Aristóteles.

Según los dos registros, tras la muerte del filósofo en la isla de Eubea en el 322 a.C. los habitantes de Estagira llevaron sus cenizas en una urna de cobre, la enterraron en el gran sepulcro y erigieron un altar en un lugar llamado "Aristotelión" donde se reunía su asamblea.

El descubrimiento fue revelado este jueves durante el congreso internacional "Aristóteles, 2.400 años". Este viernes, los más de 250 estudiosos del filósofo provenientes de 40 países visitarán el eminente lugar.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar