PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Trump la vuelve a liar con su opinión sobre el aborto

H

 

Una vez más, las promesas electorales del multimillonario desatan la polémica

PlayGround

31 Marzo 2016 11:22

Donald Trump no lo tiene claro. Un día dice una cosa y al siguiente cambia de opinión.

Esta vez el precandidato republicano ha desatado la polémica con unas declaraciones realizadas ayer miércoles al canal de noticias estadounidense MSNBC.

Trump, que ya había mostrado su oposición al aborto en el pasado, vino a decir que las mujeres —las que interrumpan su embarazo— deberían recibir "algún tipo de castigo" en caso de que el aborto se llegue a prohibir en EEUU. Preguntado al respecto de los términos de ese castigo, el candidato republicano a la Casa Blanca no supo concretar si pensaba que el castigo debería ser una pequeña multa o una larga estancia en prisión

Las reacciones políticas y ciudadanas a esas palabras fueron inmediatas. Hasta el punto de que Trump se ha retractado, afirmado al medio Bloomberg que "el problema no es claro y debe volver a ser analizado".

"Si el Congreso aprueba la legislación necesaria para que el aborto sea ilegal y los tribunales federales confirman esa legislación, el médico o cualquier otra persona que realiza este acto ilegal a una mujer, asumirán la responsabilidad legal. Ellos, no la mujer", ha declarado esta vez el magnate.

"La mujer es la víctima en este caso así como la vida que lleva en su vientre. Mi posición no ha cambiado, como Ronald Reagan soy un pro-vida con excepciones", ha asegurado Trump.

La causa de estas declaraciones reside en el intento que está realizando esta semana el magnate en defenderse a sí mismo en los temas que impliquen a las mujeres antes de las elecciones primarias de Wisconsin.

A lo largo de su campaña, Trump no ha conseguido el apoyo por parte del sector femenino que esperaba. De hecho, la diferencia entre el apoyo masculino y el femenino al precandidato se sitúa en los 19 puntos.

Es probable que estas nuevas declaraciones pretendan mostrar la cara amable de Trump en este tema tan delicado y conseguir así más votos del sector femenino.

Lo que sí está claro, es que las opiniones del multimillonario fluctúan a diario dependiendo de su estado de humor. Y el tema del aborto es otra promesa electoral que Trump no tiene muy clara.

De hecho, en declaraciones realizadas en 1999, Donald Trump se declaraba un férreo defensor del derecho a decidir. Una opinión que cambió cuando se presentó como precandidato Republicano.

Todo el discurso político del empresario ha estado construido sobre bases que se tambalean, tal y como ya pasó con sus polémicas declaraciones sobre los inmigrantes.

¿Simple oportunismo o incansable deseo de estar siempre en las portadas de los medios?

share