PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

12 trucos (y algunas profecías) para cargar la batería de tu móvil

H

 

Seleccionamos las mejores artimañas de youtubers y algunas ideas científicas

Alba Muñoz

24 Septiembre 2014 17:04

Si hay una incomodidad que se ha convertido en una de las principales preocupaciones de la sociedad hiperconectada, es lo poco que duran las baterías de nuestros móviles. A estas alturas todos conocemos el ABC del ahorro energético: el modo avión, conectarse al wifi cuando sea posible, desconectar bluetooth, vibraciones, notificaciones y GPS, activar el modo de ahorro energético, ajustar el brillo de la pantalla e incluso la adquisición de una batería externa.

Los smartphones no son teléfonos, sino microordenadores y, por lo general, las baterías de iones de litio suelen durar entre 3 y 5 años. Cuando la sabiduría popular ya no da más de sí para alargar su vida, hay que acudir a la vanguardia, a las mentes preclaras que puedan iluminarnos. He aquí algunos trucos que quizá aún no conozcas, experimentos propios de MacGyver y otras curiosidades que te darán pistas a la hora de pensar qué móvil quieres en el futuro.

1. AppExterminador: Cada vez más aplicaciones realizan tareas de fondo, lo que significa que siguen consumiendo ciclos de procesador y otros recursos aunque no estés usándolas. Lo mejor es eliminar las aplicaciones que uses muy de vez en cuando o solo una vez.

2. Nevera, ¿sí o no?: Ya sabemos que las altas temperaturas gastan más rápido las baterías de nuestros teléfonos, ya sea porque hace calor o porque calentamos el dispositivo por estar enganchados a algún juego. A una temperatura media de 0º centígrados, una batería de ion de litio perderá un 6% de su capacidad máxima anual; a 25º centígrados, perderá un 20%. Aunque no está comprobado que guardar el móvil en el congelador sirva para conservar la durabilidad de las baterías, hemos encontrado un truco en ElHacker.net que se asemeja a un balneario para nuestros móviles: se trata de descargar la batería por completo, meterla en el congelador durante 30 minutos y esperar a que se descongele. Después cargarla durante 5 horas y realizar un ciclo de carga y descarga completo.

3. AppAhorro: Las apps no son nuestras enemigas, también pueden ayudarnos a alargar la vida útil de nuestro teléfono. Entre las más populares se encuentran Juice Defender (gratuita), Battery Widget Reborn (1,99 euros), y BitDefender. Para Android destaca BatteryGuru, que analiza y desglosa tu consumo energético.

4. Supervivencia extrema: El youtuber Cheetohlover te enseña cómo cargar tu móvil con un cargador cualquiera, una cerilla y una chincheta.

5. Magia. Otro youtuber, Vishal Bagul, muestra ante la cámara cómo un simple gesto puede hacer que tu móvil se cargue solo. Puede ser un defecto de fábrica o simplemente magia.

6. Aliado USB. Al parecer, nuestro gran salvador en momentos desesperados es un cable USB. Austingost505 muestra cómo devolver la vida a tu batería con cualquiera de ellos.

7. Madre naturaleza. Habíamos visto que una simple patata puede convertirse en una batería de emergencia, pero también otros vegetales, como un limón o una manzana. FruitatedGermany te lo enseña.

8. Más grande. Una batería más grande parece ser la respuesta más sencilla, ya que algunos componentes como el procesador o la cámara no aumentan su tamaño. Sí lo hace, claro está, la pantalla. En ese sentido, el nuevo Iphone 6 parece tener, al menos, algún sentido práctico.  

9. Pon un sándwich en tu móvil. Una de las claves a tener en cuenta en el futuro será la densidad energética de las baterías. Es decir, que sean capaces de aumentar los 4,32 Megajulios por litro de media actuales. Sin embargo, el aumento de tamaño necesario seguiría siendo un problema. Para hacernos una idea, la gasolina ofrece 32,4 MJ/L y un sandwich 10,33. Hasta que podamos meter alimentos calóricos dentro de nuestros smartphones habrá que esperar a los 5/MJ/L, que nos darían tan sólo el doble de duración media actual.

10. El mío va con antimateria. Puestos a imaginar, en Wired cuentan que el mejor material para nuestras baterías sería la antimateira. Un dispositivo alimentado con un poco de eso podría durar 10.000 millones de años. La pega es que probablemente la radiación necesaria para su uso nos acabaría matando.   

11. Eco. Placas solares en el móvil o aprovechar la presión que tus dedos ejercen sobre la pantalla para convertirla en energía son algunas ideas que se están barajando para que puedas cargar tu móvil mientras te mueves. Pero hay otras, como transformar las ondas sonoras en energía o aprovechar la energía cinética (agitar el móvil). De momento, estos métodos no producirían la energía suficiente para alimentar nuestros móviles.   

12. Eficiencia, la madre de la ciencia. En el futuro, lo más probable es que los procesadores sean más eficientes y necesiten menos energía para funcionar. Eso, combinado con nuevas baterías que tengan una mayor densidad energética podría conseguir lo que ahora parece imposible: que un dispositivo funcione durante TODO EL DÍA.


share