PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El triunfo de los chistecillos tiernos y el humor absurdo

H

 

El diseñador que le encantaría a Ned Flanders

Luna Miguel

05 Septiembre 2014 15:02

El humor tierno es tendencia en la redes sociales. Son cada vez más los diseñadores e ilustradores que se animan a apoderarse de lo cotidiano y convertirlo en pequeños chistecillos que en realidad arrancan verdaderas risotadas. Frente a ese salvajismo que tanto nos gusta de Miguel Noguera, Joan Cornellà o de Molg H., en el que la sangre, la ironía y la locura son su carta de presentación, se están afianzando otri tipo de proyectos: por ejemplo, el de Ana Oncina, autora de Croqueta y empanadilla —el cómic más adorable publicado este año en España—, o el de Andrés J. Colmenares, quien desde su página de Facebook consigue miles de likes y compartidos gracias a sus pequeños personajes graciosos y abrazables.

Colmenares es autor de Wawawiwa un espacio de diseño gráfico e ilustración en el que las estrellas son sus protagonistas con forma de animales o de objetos, pero que en realidad son muy humanos. Huevos fritos amantes, palomas que después de casarse se comen los granitos de arroz, cepillos de dientes tristes, jirafas acusadas de mironas, y un montón de cosas más que nos ponen el corazón a mil tanto de risa como de ternura. Andrés J. Colmenares acaba de publicar un libro, además, en el que recopila algunas de sus más célebres viñetas. Con él, la balanza entre humor salvaje y humor tierno se estabiliza. Con él, el universo se convierte en un lugar mejor.

share