PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Estas fotos no sólo matan el odio a las personas transexuales; también salvan vidas

H

 

Milo, de 15 años, lanza un mensaje de apoyo, solidaridad y esperanza a todos los adolescentes transexuales del mundo

Ignacio Pato

12 Enero 2015 06:00

"Me revelé como trans a mi familia el año pasado y gracias a ello salvé la vida". Este es el mensaje que Milo, de 15 años, colgó hace unos días en su Tumblr.

Durante todos los años de su vida, los padres de Milo le han hecho tortitas para su cumpleaños con la forma del año que el chico cumplía. Ahora, la recopilación de todas ellas se ha extendido por la red. En todas aparece sonriente, mostrando una evolución desde el simpático Milo de pelo revuelto en sus primeros años hasta el adolescente fan de grupos como Fall Out Boy que es hoy.

La vida de Milo no es fácil. "Los 14 no fueron un buen año para mi". En ese momento, en el que habló con sus padres, la cercanía de estos parece haber sido clave para que el joven pudiera alcanzar una cierta plenitud. Como el propio Milo dice en su nota "algunas niñas no son simplemente niñas. Solo hay que esperar un poco para darse cuenta".

El mensaje positivo de Milo tiene dos destinatarios. Por un lado, las y los adolescentes que buscan definir su propia identidad a medida que van creciendo. Una identidad que es negada por los códigos visibles e invisibles de la normatividad afectiva y sexual. Para ellos es el apoyo y la solidaridad que esta acción conlleva. El segundo receptor deberían ser todas esas familias cuyo papel es clave a la hora de prestar la comprensión y cariño que toda persona merece, especialmente en años fundamentales de la vida de una persona. El consejo que les da Milo es claro: "apoyadles sin dudar".

Esta comprensión y este cariño fueron los que le faltaron a Leelah Alcorn. El suicidio de la joven trans hace unos días ha conmocionado a todo el mundo y ha puesto en el foco de los medios la transfobia, que como vemos causa estragos irreversibles en vidas que están construyéndose. Con entornos como el de Alcorn, convencido de que la chica sufría una enfermedad en lugar de apoyar los deseos e ilusiones de esta, el camino de estas personas es una batalla diaria y durísima contra la intolerancia.  

La dictadura de género, que dicta lo que es aceptable y lo que es normal, es culpable de esta injusticia. Es culpable de llevarse ilusiones por delante. Contra la negación, sonrisas. Contra el odio, la vida. No estáis solas. No estáis solos.

Este es un mensaje para todas las personas trans del mundo. Estamos con vosotras


share