Actualidad

La topografía de un amor malogrado, narrada a través de Yelp

O cómo hacer literatura de un corazón roto disfrazada de crítica de restaurantes

Puede que te preguntes cómo es posible que un hombre de 31 años no haya comido nunca un huevo. Es la cosa más extraña, y sé que no soy normal. Todo el mundo come huevos. Pero yo; yo estoy simplemente aterrorizado”.

Chase Compton publicaba su primera reseña en Yelp el pasado 7 de diciembre. Comenzaba con las líneas de arriba y hablaba sobre las virtudes del Cafe Mogador, en el East Village neoyorquino. O eso parecía...

Si alguien reparó en la reseña de Compton entonces, probablemente quedara sorprendido por su generosa extensión y, sobre todo, por un tono narrativo, de cariz confesional, poco habitual en ese tipo de portales. Pero en el fondo se hablaba del establecimiento, se describía el servicio y la comida, así que ¿por qué caer en suspicacias?

Bueno, quizás por párrafos como este:

Cafe Mogador es 'nuestro lugar'. Fue la escena de algunos de los mejores desayunos de mi vida. Estando locamente enamorado, me sentaba en el patio (que parece existir de forma perpetua en primavera) y miraba largamente a sus ojos como si pudiera caer dentro de ellos como en una taza sin fin de café marrón oscuro. Somos ese tipo de pareja. Es hasta grosero. Lo admito. ¿Alguna vez has visto a alguien intentando usar cuchillo y tenedor mientras está cogido de la mano de otra persona?”.

Desde aquel día de diciembre, nuestro hombre ha publicado 17 nuevas reseñas de establecimientos en Yelp. Y juntas conforman la crónica literaria de un amante incapaz de olvidar el dolor de la ruptura. Por alguna razón, Chase Compton ha decidido convertir Yelp en las páginas de un diario personal en el que ha detallado el colapso de su relación a través de los cafés, bares y restaurantes a los que acudió con su pareja. Siempre utilizando ese mismo tono narrativo, mezclando alusiones a la comida y el ambiente de los lugares con recuerdos personales modelados de acuerdo a una brisa poética romántica, la que emana de un corazón nostálgico, aún malherido.

Compton y su novio se conocieron a través de OKCupid y su relación duró nueve meses. Luego, el fuego se apagó. Desde entonces ha venido usando Yelp para delinear lo que él llama “un mapa topográfico de mi historia de amor”.

Según cuenta, eligió esta plataforma porque revivir aquellos momentos, volver a aquellos lugares, tenía un poder terapeútico para él. Pero también quería sorprender a la gente. “Mi intención era ser una especie de Banksy literario”, comenta nuestro hombre en declaraciones a Bussines Insider. “Y no quiero perder eso. Me destrozaría si Yelp descubriera lo que he estado haciendo y no les gustara y decidieran vetarme”.

Lejos de pensar en cerrar su perfil, un representante de Yelp, al ser contactado por la citada publicación, propone que Compton se postule para el Elite Squad de críticos del portal. Normal que responda así: aunque se hable poco de la comida, no vas a encontrar reseñas mejores que las suyas.

Puedes seguir la historia de (des)amor de Compton aquí.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar