Actualidad

Esta app te ayuda a calcular propinas bajo una premisa: las mujeres merecen menos

Y sin embargo, no es una app sexista. Te contamos por qué

¿Cuántas veces, en el trascurso de tus viajes, te ha surgido la duda de si se debe o no se debe dejar propina a quien te atiende? Más de una vez seguro.

Puede parecer que la cuestión cae en la categoría de 'problemas del primer mundo', pero lo cierto es que hay millones de personas que dependen de esas propinas para sobrevivir. Sin ellas, no llegarían a fin de mes. Así que conviene saber en qué aguas estás nadando. Primero, por intentar ser justo, en la medida de lo posible, con lo que se espera de ti como cliente en cada cultura. Y luego, por evitarse las malas caras y los malos gestos del camarero de turno cuando siente que te estás burlando cada vez que, queriendo o sin querer, dejas una propina muy inferior a aquella que las normas de urbanidad recomiendan. Pero tranquilo, la tecnología también está para ayudarnos en este tipo de situaciones.

Para que no vuelvas a verte en la tesitura de la duda incómoda la próxima vez que viajes, un grupo de emprendedores ha desarrollado Toothpick.

Se trata de una app para iPhone que te permite calcular la propina adecuada para cada tipo de situación en Estados Unidos. Tú introduces el importe de la cuenta y tu satisfacción con el servicio, y Toothpick calcula y te sugiere esa gratificación que hará que nadie te vuelva a mirar con desprecio en el bar o el restaurante de turno. Útil, ¿no?

Bueno, hasta aquí todo normal. Pero Toothpick tiene una particularidad: una de las variables que debes introducir a la hora del cálculo es el género de la persona que te ha servido. ¿Por qué hacer semejante discriminación?

"Las mujeres y los hombres no fueron creados iguales. Así que, ¿por qué deberían recibir propinas como si lo fueran?".

En base a la premisa expresada arriba, Toothpick aplica una sustanciosa 'deducción de género' cuando se trata de recompensar el servicio prestado por una mujer. ¿Discriminación justa o todo lo contrario?

Seguro que has dicho "no justa" o "tremendamente sexista". Y sin embargo, la ponderación que aplica Toothpick no es fruto del capricho. "Cuando tu camarero es mujer, se aplica una deducción basada en el porcentaje menor de ingresos que experimentan las mujeres trabajadoras de acuerdo al censo de EE.UU".

Es decir, la app no hace más que replicar las pautas que definen la brecha salarial real por razón de género existente hoy en Estados Unidos. Una brecha que, según datos del 2013, supone que las mujeres que trabajan a jornada completa reciben en torno al 78% del salario que reciben los hombres en una posición similar. Y es un desequilibrio que se mantiene más o menos estable a lo largo de prácticamente todos los sectores de actividad de los que se han recogido datos.

Toothpick es, sí, una nueva muestra de que la ironía se ha convertido en un recurso habitual en el desarrollo de apps. Esta vez, sin embargo, la cosa va más allá de la burla. En la mano de todos está cambiar lo que no es justo.

La ofensa sexista como motor de cambio. O el marketing inverso aplicado a la lucha social

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar