Actualidad

El tobogán acuático que servía como transporte público

El artista Luke Jerram está consiguiendo financiación y apoyo para su proyecto Park and Slide, en Bristol

Todo debería ir cuesta abajo para que la calle Park Street de Bristol se convierta en un tobogán acuático de 90 metros de longitud que transporte a los transeúntes de arriba a abajo de la colina. Por supuesto, sería un transporte público y gratuito.

Luke Jerram, creador de obras de arte interactivas en espacios públicos, llevaba rumiándolo desde hace tiempo (tiene en esa calle su estudio), pero la idea concreta le sobrevino durante la ola de calor del pasado verano. Ya está bien de tanta cuesta: “Si pensamos en las mejores formas de transporte, siempre aúnan el placer con el pragmatismo”, explicó a los medios ingleses. Desde luego, la aceleración provocada por una rampa de esas magnitudes conseguiría deslizar a las gentes de Bristol hasta el final de la transitada calle en un periquete. Lo que no sabemos es si la gente tendría que salir en bañador de casa o si ir empapado al trabajo empezaría a ser percibido como un amigable acto de civismo.

La idea, bautizada con el nombre de 'Park and Slide', ya cuenta con el respaldo del ayuntamiento de Bristol. De hecho se puso a prueba el año pasado con una versión de 50 metros de longitud desplegada en la mansión de Ashton Court.

Otro punto a favor: comparado con los costes que suelen tener las infraestructuras urbanas, saldría barato. Jerram ha iniciado una campaña de crowdfunding para financiarlo (sólo son necesarias 6.720 euros).

El artista está confiado. Si el plan sigue adelante, el tobogán se instalará el próximo 4 de mayo. En el fondo, esta idea inconcebible enlaza con algo que Luke lleva tiempo haciendo realidad: que veamos nuestra ciudad de una forma distinta, aunque sea por un ratito.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar