Actualidad

¿Eres culé? Estos tipos piensan rentabilizar tus éxtasis deportivos

Hasta ayer, nadie pensaba que los circuitos que componen los ordenadores fuesen algo apasionante

Uno de los méritos más valorados del marketing consiste en colonizar espacios en cuya rentabilidad comercial nadie había pensado con anterioridad. Pasó en el product placement. Pasó cuando un montón de anuncios empezaron a entorpecer tu conversación con amigos en redes. Pasó, por supuesto, cuando alguien decidió renombrar teatros, estaciones de metro y estadios de fútbol (no hace mucho se dijo que el Bernabeu podría pasar a llamarse estadio Microsoft Santiago Bernabéu). Y aunque el fútbol pareciese un terreno con superávit de información comercial, aún quedaban minas que cavar: por ejemplo, el interior de las camisetas que visten los jugadores sobre el campo. Justo ahí es donde Intel acaba de hacer historia. La compañía de procesadores ha comprado el interior de las camisetas de los jugadores del Barça. Por 25 millones de dólares.

La campaña se titula 'Look Inside' y vincula algo tan poco atractivo como son los circuitos integrados con la vida interior de las personas: de ahí los paralelismos con la sangre y la pasión y la necesidad de permanecer oculta, como los propios procesadores.

¿Y para qué iba alguien a querer pagar por un espacio invisible? Porque es el más valioso, claro. La publi solo aparece cuando los jugadores se calzan la camiseta en la cabeza después de haber marcado un gol, de manera que Intel permanece agazapado y solo se descubre en el clímax, asegurándose así que siempre que el club marque un gol, los fanáticos del equipo sean agredidos por mensajes comerciales. Básicamente, es como si te soplaran con un matasuegras en la cara cuando estás eyaculando, y que el matasuegras avivara tus instintos consumistas.

Otro golazo del capitalismo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar