PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Este tipo quiere que dejes de masturbarte

H

 

Tim Ferris quiere conseguir lo que la religión no ha logrado nunca: que la abstinencia sea algo "cool"

Natxo Medina

05 Agosto 2014 11:23

Que si te vas a quedar ciego, que si te salen granos, que si te quedas esteril, que si cada vez que te tocas muere un gatito... Hubo un tiempo en el que la masturbación era el pecado más abominable para cualquier jovencito en edad de burbujeo hormonal. Los padres lo veían con malos ojos, y la Iglesia, llenaba las mentes de los chavales con imágenes salidas de la Divina Comedia.

Con la progresiva secularización de la sociedad las nuevas generaciones descubrieron que por mucho que te tocases no se te iba a caer el miembro a trozos, y las costumbres se fueron relajando. Sin embargo el debate sobre el autoplacer es como los zombies. Parece que están muertos, pero vuelven una y otra vez. Bajo nuevas formas.

Tim Ferriss es uno de esos gurús estilo Josef Ajram que menudean en estos años de Crisis y reinvención forzosa. No lleva tatuajes pero ha escrito una serie de libros llamados “4 Hour...” en los que te promete el éxito en casi cualquier cosa que te propongas. Uno de esos señores llenos de energía que son la personificación de las TED Talks y dan consejos a otros tipos más inseguros desde su posición de macho alfa forrado de billetes. ¿Su última ambición? Conseguir que sus seguidores dejen de masturbarse durante, al menos, un mes.

Jugada maestra

En su blog invita a todos los lectores a un desafío de 30 días tras los cuales 3 afortunados ganadores recibirán 400 euros de premio. El dinero ha salido del propio bolsillo de Ferriss y de Lift, la aplicación de móvil que te ayuda a conseguir lo que te propones. El autor asegura que él mismo ha seguido esta dieta durante un mes y ha experimentado mejoras notables en su concentración, en su potencia sexual y, como no, en su productividad. Visto así, ¿Quién no querría hacer la prueba?

Y es que Ferriss está muy lejos de la retórica puritana tradicional. Lo suyo es más una puesta al día del universo Barney Stinson, si este un día hubiera tenido una epifanía y se hubiera dado cuenta de que tanta promiscuidad le estaba haciendo rendir peor en el trabajo. La manera en la que el autor presenta el desafío es cercana a su audiencia. Algo así como “ya nos conocemos, pillastres, todos sabemos como funciona esto, pero os voy a proponer algo que os va a gustar”.

Ha montado además una buena estrategia comercial: durante el mes los participantes (en general todos hombres, aunque dedica una mención bastante cutre a las chicas también) irán compartiendo a través del blog sus consejos y reflexiones. Los tres lectores que más participen ganarán el premio. Un win win como una catedral.

El autocontrol es el camino a la pureza

No parece casual que esta iniciativa surja justo ahora, momento en que nuevas corrientes puritanas contra la masturbación cogen fuerza a través de las redes sociales, mezclándose con la retórica de la lucha. Sin ir más lejos existe un popular foro de Reddit en el cual, bajo el epígrafe r/NoFap, los usuarios comentan sus batallas contra la masturbación. Leer los hilos deja una sensación extraña. Hombres que se dan apoyo unos a otros, personas que se declaran adictas al porno, o que dejan declaraciones de apariencia desgarradora.

Estos foros se unen a diversas campañas contra la pornografía que en los últimos meses han ido brotando como setas en la red, siempre bajo una apariencia de modernidad, de dinamismo, de diseño a la última.

Ferriss y sus compinches lo han hecho muy bien. Están consiguiendo lo que ninguna religión organizada consiguió nunca, convertir la abstinencia en algo molón, en algo masculino. La represión sexual en sinónimo de éxito. Porque siendo honestos, a casi nadie le convence demasiado el argumento de la pureza espiritual. No cuela. Pero en este presente dominado por la cultura de la superación y la flexibilidad, saberte un hombre exitoso, uno de esos tipos a los que otros miran con admiración, es lo más a lo que se puede aspirar.

share