Actualidad

Este tipo ha ganado 15.000 dólares en un día con sus fotos de Instagram

Daniel Arnold estaba en bancarrota cuando decidió sacar partido a su mejor activo

El arquetipo de emprendedor es alguien con poco tiempo para las redes sociales. De hecho, el tiempo que dedicas a tus interacciones online suele ser inversamente proporcional a tu productividad económica. Pero el el caso de Daniel Arnold demuestra que no siempre es así.

Cuando el pasado jueves Arnold se vio con 90,03 dólares en su cuenta bancaria decidió sacar partido a uno de sus mejores activos: sus fotos de Instagram. Al día siguiente, había ganado 15.000 dólares.

Arnold es fotógrafo y vive en Brooklyn. Probablemente su nombre no te suene, pero ha amasado cierta fama en Instagram. Su cuenta tiene 22.000 seguidores, y cuando la red suspendió su perfil por publicar una imagen de unos bañistas en topless, Gawker le llamó “el mejor fotógrafo de Instagram”. Su estilo se basa en escenas urbanas espontáneas protagonizadas por anti-héroes desprevenidos, a los que capta con la mirada del voyeur que sabe distinguir la excentricidad en un mar normalidad. Aquí algunos ejemplos:

Pero los “likes” no pagan las facturas. Y cuando Arnold se vio en la encrucijada, buscó la manera de traducir su popularidad en la red en ingresos. En la víspera de su 34 cumpleaños posteó el siguiente mensaje en su perfil:

“Hola, acabo de cumplir 34 años. Solo durante hoy venderé impresiones 4 × 6 de cualquier foto de mi archivo de Instagram por 150$ cada una. Prometo que nunca más voy a vender algo tan cutre. Si estás interesado, envía una captura de pantalla de la foto que eligas a arnoldaniel@gmail.com y te enviaré una factura de PayPal y la impresión firmada. Así de fácil. Feliz cumpleaños para mí. Os quiero”.

La respuesta fue abrumadora. En un solo dia recibió pedidos por valor de 15.000 dólares. Un comprador, incluso, le ofreció 1.000 dólares por avanzado por todas las fotos que hubiesen recibido más de 1.000 likes. Entre las fotos más vendidas destaca esta de un Papá Noel en calzoncillos:

En principio la venta debería que haber durado únicamente 24 horas. Pero, dado el volumen de la demanda, todo apunta a que seguirá aceptando pedidos de forma indefinida. “He estado comiendo tostadas para mis tres comidas diarias durante todo Febrero. Hasta ayer no había conseguido realmente ganar dinero con nada. He estado buscando trabajo como fotógrafo pero viendo que no me salía nada pasaba la mayoría de días paseando por la ciudad tomando fotos con mi iPhone durante ocho horas al día”, ha explicado Arnold a Forbes.

Sobre el papel, pasar tus días deambulando por la ciudad haciendo fotos para Instagram no parece un plan de negocio especialmente atractivo. Pero, si se hace con talento, incluso perder el tiempo puede hacerte (un poco) rico.

Puedes seguir el trabajo de Arnold en su web.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar