Actualidad

El nuevo ídolo de masas político tiene un nombre: Bernie Sanders

Bernie Sanders ha desencadenado un terremoto político en EEUU

Suena raro, sí. Pero Pablo Iglesias no tiene un tío en Venezuela, sino en Estados Unidos. No biológico, claro. Pero igual que Aznar tenía al Tío Sam Bush, Iglesias ya tiene un tío americano, el tío Bernie, recientemente descrito por Rolling Stone como "el candidato de moda".

Bernie Sanders podría parecer un comunista trasnochado de 73 años salido de las aulas de Berkeley que sobrevivió al Macartismo, que aún protesta contra la Guerra de Vietnam y que es amigo de Michael Moore. O eso han querido hacernos creer hasta ahora, porque el ostracismo político estadounidense ha condenado siempre a todo aquel que no sea demócrata o republicano, es decir, neoliberal o más neoliberal.

Sanders es lo que se conoce como un rara avis. Y ha sobrevivido a ese silencio político que impone el bipartidismo en EEUU.

Llena más mítines que Hillary Clinton

Sanders es socialdemócrata. [¿¡Qué!?] Sí, un socialdemócrata en el lejano Oeste que ahora pelea por ocupar el puesto que un día tuvo George W. Bush en la Casa Blanca. La revolución #FeelTheBern amenaza ahora a Hillary Clinton con quitarle el puesto de la candidatura demócrata para la presidencia de la primera potencia mundial.

Y en la campaña de las primarias está llenando más mítines que ella.

Bernie no ha salido mucho en televisión, como sí lo ha hecho su sobrino español. Tampoco ha salido de una tormenta como lo ha hecho Pablo.

El tío Bernie lleva 30 años peleando contra el prejuicio de ser etiquetado de izquierdista y socialista en Estados Unidos: luchando contra la discriminación racial, por los derechos LGBT, por la igualdad de género, y el estado del bienestar como se entiende en los países del Norte de Europa.

La FOX (aka 13tv made in USA) quiere venderlo como un parásito político, como un recién llegado que quiere convertir al país “más feliz del mundo” en una nueva URSS: Bernie quiere que el salario mínimo suba a 15 dólares la hora —ahora está en 8 en algunos estados—, quiere un sistema público de salud donde todo el mundo pueda ser atendido sin tener un plan privado y defiende la máxima de que el Gobierno tiene que representar al americano ordinario, no a los multimillonarios.

Bernie comenzó su carrera política en el activismo de los 70 contra la guerra de Vietnam. Luego se presentó como congresista independiente por Vermont y ganó un asiento. Es el independiente que más tiempo lleva en la Cámara de Representantes, o Congreso de EEUU: desde 1991. En 2006 fue senador gracias a un pacto con el partido demócrata.

Además, según una encuesta de Public Policy Polls de 2011, Sanders tiene una aprobación del 67%, siendo uno de los tres senadores con mayor popularidad de toda la Unión.

Es uno de los tres senadores más populares de Estados Unidos

Su ascenso no estaba previsto. Pero el tío Bernie ha calado hondo en una América desigual, con una tasa de pobreza del 15,1% (46,2 millones de personas) en 2010, con un movimiento social cada vez mayor en contra del poder de las grandes corporaciones como el de Occupy Wall Street y con mayor concienciación hacia los derechos LGBT o hacia las minorías raciales, que cada vez son más mayoría.

Donald Trump, prepárate, porque el tío Bernie ha llegado con la recortada, y no va a dejar títere con cabeza.

El Gobierno tiene que representar al americano ordinario, no a los multimillonarios

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar