Actualidad

La Tierra surgió del choque brutal de dos planetas

Científicos de UCLA revelan que la Tierra tal y como la conocemos es el resultado de una 'violenta colisión' con Theia sucedida hace 4.500 millones de años

Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria. Suena a algo que cabría en el universo expandido de Star Wars, pero es un organismo real, en concreto un organismo del cual NASA anunciaba su creación hace apenas dos semanas. ¿Su misión? Proteger a la Tierra de posibles colisiones con asteroides potencialmente peligrosos.

Si algo parecido a la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria hubiera existido hace 4.500 millones de años, ninguno de nosotros existiríamos. La propia Tierra no existiría. O mejor dicho, existiría con otra forma, otro tamaño, otra composición química y otras condiciones de vida (o no-vida).

La ciencia ficción catastrofista ha recurrido infinidad de veces a la amenaza del impacto de un astro contra la Tierra como evento desencadenante de un posible fin del mundo. Pero parece que, en el pasado lejano, un evento semejante podría haber sido la génesis de todo lo que conocemos.

Científicos de UCLA afirman que la Tierra de hoy es el resultado de la 'violenta colisión' entre dos planetas

Científicos de UCLA han dado a conocer un estudio en el que afirman que la Tierra de hoy es el resultado de la 'violenta colisión' entre dos planetas.

Imagina una Tierra primitiva, distinta a la que conocemos, flotando a un lado de tu pantalla. Al otro lado, un “embrión planetario” llamado Theia. El uno se cruza en el camino orbital del otro y... choque cósmico.

Un choque frontal entre Theia y una Tierra primitiva habría hecho que ambos planetas quedaran fundidos, integrándose sus materias, y dando así lugar a un nuevo planeta, la Tierra que nosotros conocemos

En realidad, hace tiempo que se “sabía” que Theia chocó con la Tierra cuando nuestro planeta tenía alrededor de 100 millones de años de antigüedad, pero se creía que la colisión había sido lateral, en un ángulo de unos 45 grados. El nuevo estudio afirma que ese choque fue frontal. Fue, de hecho, tan violento que Theia y aquella Tierra primitiva quedaron fundidos, integrándose sus materias, y dando así lugar a un nuevo planeta, la Tierra que nosotros conocemos.

Según el mismo estudio, la Luna sería simplemente una pieza suelta que habría quedado desprendida de la “nueva Tierra” tras producirse la colisión.

Los científicos basan su conclusión en el estudio de muestras de rocas lunares y su comparación con rocas volcánicas encontradas en distintos puntos de Hawaii y Arizona.

Para su sorpresa, no encontraron ninguna diferencia entre los isótopos de oxígeno de unas muestras y otras. Ambas rocas comparten la misma 'firma química', lo que lleva a pensar que comparten un mismo origen.

Los científicos basan su conclusión en el análisis de rocas lunares y su comparación con rocas volcánicas encontradas en Hawaii y Arizona. Todas comparten la misma 'firma química'

Theia quedó completamente mezclado en la Tierra y en la Luna, esparcido de forma uniforme entre ambos astros. Eso explica por qué no podemos encontrar una distinta marca de Theia en la Luna y en la Tierra”, afirma Edward Young, profesor de geoquímica y cosmoquímica de UCLA y principal autor del nuevo estudio.

El artículo, publicado en la revista Science, también eleva preguntas sobre los orígenes de la Tierra tal y como la conocemos. Por ejemplo, se cuestiona si la colisión podría haber dejado a la Tierra sin agua. Los científicos especulan con la idea de que el agua pudiera haber llegado al planeta millones de años más tarde, gracias a la colisión de asteroides. Esos mismos asteroides que ahora son preocupación de la Nasa.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar