PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Cuando me voy de viaje lo que más echo de menos es mi váter

H

 

Clarilou tiene más de 20.000 seguidores en Instagram gracias a sus píldoras de humor entrañable, alocado y femenino

Luna Miguel

26 Febrero 2015 06:00

Si hay una palabra que defina a Clarilou a la perfección, esa es la ternura. Sus dibujos son tiernos, sus chistes son tiernos, su caligrafía es tierna, y ella, en sí misma, también es todo ternura. No es extraño que más de 20.000 personas la sigan en Instagram, para reírse cada día con sus pequeñas ocurrencias cotidianas. Desde una aparente idea simple, Clarilou crea un retrato de la feminidad de hoy. A ratos recuerda a Agustina Guerrero, y a su manera de ver la vida en pareja (¡cómo que las mujeres no pueden hablar de cosas escatológicas!), a ratos también a Lucreativo, y a su día a día como autónomo apesadumbraso (¡maldita Hacienda, maldita Cuota de Autónomos, maldito s.XXI!), pero siempre con una voz y un trazo muy propios, con los que consigue retratar los males de la vida moderna. Porque, ¿quién no ha odiado el grupito del Whatsapp sonando una y otra vez? ¿Y quién no ha recibido un email de trabajo mientras se relajaba con una cerveza? O mejor, ¿quién no ha deseado regresar de un viaje largo para poder sentarse de una vez por todas en su preciado, limpio e íntimo váter? Cuidado ahora: que viene la risilla.






Los grandes chistes residen en las grandes verdades, y aquí todo es tan cierto como tierno. Así que atención, que viene la risilla.




share