Actualidad

El plan criminal más extraño del mundo llega al cine con The Banksy Job

El documental cuenta la increíble historia de AK47, un autodenominado “terrorista del arte”, que diseñó un disparatado plan para robar una obra de Banksy

Banksy es un imán de locos. A la vez que es una súper estrella del arte, él parece preferir seguir siendo parte de ese mundillo de raros que es el underground artístico. Así se rodea de personajes e historias que rinden para hacer un millón de películas loquísimas y este año llega una de ellas: la del hooligan que robó una de sus estatuas.

Andy Link habla como un cockney, fue actor porno y ahora es terrorista de arte. En 2004 él y su grupo “Art Kieda” secuestraron una estatua de tres metros hecha por el propio Banksy. ¿La razón? Banksy no quiso darle un autógrafo.

La estatua de la discordia, The drinker, apareció un día en la avenida Shaftbury de Londres. Se trata de una parodia de El pensador de Rodin con un cono de tráfico sobre la cabeza. La estatua desapareció tan misteriosamente como llegó. Diez años después fue devuelta con el añadido de un inodoro bajo el nombre de The stinker.

Toda ls historia parece la sinopsis de una comedia al estilo de Monty Python, pero es la historia "real" que sigue The Banksy Job.

La película aún no tiene fecha de estreno, pero se revelará por primera vez en el festival de Tribeca, en Nueva York.

Esta no es la primera vez que un documental muestra el raro mundo que rodea a Banksy. El artista elusivo ya fue objeto del deseo de un francés excéntrico en el documental de 2010, Exit through the gift shop, una historia tan surreal como divertida que sigue a Thierry Guetta, un aficionado del arte callejero que quiere ser un artista reconocido.

Si esa película sirve como indicación de lo que vendrá, entonces The Banksy job va a ser como una montaña rusa de excentricidades, cinismo, sarcasmo y personajes inolvidables.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar