PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El tesorero del Vaticano acaba de ser acusado de abusos sexuales

H

 

Se acusa al número tres de la Santa Sede de estar vinculado a sucesos "históricos" que ocurrieron hace años en Australia

alba losada

29 Junio 2017 13:32

Getty Images

El tesorero del Vaticano, el cardenal australiano George Pell, fue acusado ayer de haber perpetrado abusos sexuales en su país. Algo que él ha negado asegurando que la resolución es fruto de una investigación de dos años basada en afirmaciones "falsas".



Según dijo el cardenal de 76 años, cuenta con el apoyo del Vaticano para defender su presunta inocencia y con el beneplácito del Papa Francisco para luchar contra los cargos.

"Soy inocente de estas acusaciones, son falsas, toda la idea del abuso sexual es abominable para mí", se defendió en una rueda de prensa en el Vaticano.

Como detalló la policía del estado australiano de Victoria, los cargos que podrían acabar con la carrera del número tres de la Santa Sede están vinculados a posibles incidentes "históricos". Unos que, a pesar de que aún no han sido desvelados, son consecuencia de múltiples denuncias formuladas por varias personas, de acuerdo con el Comisionado Adjunto de la Policía, Shane Patton.

                                                                                                                                                                               Getty Images

Patton también aprovechó para aclarar que los métodos empleados para la investigación no han sido distintos a los de cualquier otra. "El Cardenal Pell ha sido tratado igual que cualquier otra persona en esta investigación", aseguró.

Pero el nombre de Pell y abusos sexuales lleva meses escuchándose en la misma frase. Su carrera en el clérigo ya estaba mancillada por dichas acusaciones y la noticia de su imputación se esperaba desde hace semanas.

En febrero de 2016, declaró sobre una serie de abusos que habían ocurrido en Australia alegando que la Iglesia católica había cometido "enormes errores" al permitir que miembros del clero hubiesen violado a miles de niños a lo largo de su historia.


Los cargos que podrían acabar con la carrera del número tres de la Santa Sede están vinculados a posibles sucesos "históricos"



La política del silencio también ha despuntado en su trayectoria. Tiempo atrás, se le señaló por encubrir al pedófilo Gerald Ridsdale. Aunque él lo negó en todo momento, se dijo que en lugar de denunciarlo había optado por trasladarlo de parroquia y por intentar sobornar a una de las víctimas para que no hablara.

Pero ahora, después de desmentir acusaciones durante años, la frágil bola de cristal dentro de la que se encontraba toda su carrera se ha roto. El 18 de julio se enfrentará al Tribunal de Magistrados de Melbourne para defender la versión de la que se ha abanderado durante todo este tiempo.

share