Actualidad

De nazi a terrorista islámico: la conversión de un fanático alemán

Hace unos años pedía ataques contra los inmigrantes, a los que llamaba "cucarachas", y alertaba de que los musulmanes "quieren imponer la sharia" en Alemania. El pasado día 21, fue detenido por planear un atentado yihadista.

"El tipo puede cambiar de todo: de cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de dios, pero hay una cosa de la que no puede cambiar: de pasión".

Lo anterior es el fragmento de un célebre diálogo de la película argentina 'El secreto de sus ojos'. Dos detectives hablan sobre el hombre que investigan: como no puede cambiar de pasión, y por tanto de equipo de fútbol, lo encontrarán en el estadio.

Pero más radical aún que pasarse del Barça al Madrid es hacerlo del nazismo al terrorismo islámico. Sí, se puede cambiar de fanatismo violento. Y es exactamente la conversión que ha hecho uno de los últimos detenidos por planear atentados en Alemania, según informó Der Spiegel.

El pasado día 21 de febrero, la policía de la Baja Sajonia detuvo al ciudadano alemán a un joven salafista de 26 años que estaría preparando un atentado. Los fiscales encontraron bombas en su apartamento de la ciudad de Northeim. 

Ese mismo chico, Sascha L., colgó en internet vídeos contra los musulmanes en 2013. Alertaba en ellos de que "los musulmanes están intentando imponer la 'sharia' en Alemania" y daba "consejos para luchar contra las cucarachas" llamando a atacar a los inmigrantes.

Sascha L.., detenido recientemente por preparar un atentado islamista, publicó en 2013 vídeos en los que llamaba "cucarachas" a los inmigrantes y daba consejos para atacarles.

Según las investigaciones de Der Spiegel citadas por Deutsche Welle, la drástica conversión del chico tuvo lugar en algún momento de 2014.

Cuando fue detenido, el hombre reconoció que planeaba ataques contra policías o soldados alemanes con explosivos caseros.

La detención coincidió con la publicación de un estudio en Alemania que alertaba de un incremento sustancial en la radicalización islamista. La agencia de inteligencia alemana pasó de tener 100 radicales detectados en 2013 a 1600 en la actualidad.

El Ministerio de Interior también informó este miércoles que en el último año se han denunciado 3.533 ataques de carácter xenófobo y racista a refugiados.

La conversión de terroristas no es un fenómeno nuevo descubierto con este caso. En 2012, Bernhard Falk, ex miembro de una célula anticapitalista, expresó su lealtad a Al Qaeda. Horst Mahler también pasó de la extrema izquierda a la extrema derecha.

El responsable de la Red de Prevención de la Violencia en Alemania, Thomas Mücke, explicó a Deutsche Welle: "Cualquier extremismo siempre tiene que ver con marginalizar otras personas en busca de una comunidad homogénea opuesta a la democracia".

"Las ideologías de extrema derecha y el extremismo religioso son muy similares", completó.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar