Actualidad

Cuando tener tres padres puede salvarte la vida

El Reino Unido da un paso más hacia la selección genética

La paternidad, tal y como la conocemos, cambió hace tiempo gracias a los avances en ingeniería genética y la reproducción asistida. Pero, hasta ahora, no habíamos visto un bebé con el ADN de tres padres biológicos.

Parece ciencia ficción, pero es muy real: el Parlamento británico ha aprobado la fecundación in vitro que combina material genético de tres personas. En 2016 nacerá la primera generación de bebés triparentales. Concretamente, con un padre y dos madres.

En 2016 nacerá la primera generación de bebés con un padre y dos madres

La medida ha sido aprobada para ayudar a que las mujeres con enfermedades mitocondriales puedan tener hijos sin transmitirles el riesgo. Esta enfermedad se transmite de madres a hijos y daña sobre todo a órganos como el cerebro, el corazón o el hígado. Gracias a la ingeniería genética, es posible que una madre con esta enfermedad tenga un hijo sin transmitirle la mutación.

Básicamente, se trata de insertar el núcleo celular (donde se encuentra casi toda la información genética) de una mujer enferma en el óvulo de una mujer sana. Después, solo queda fertilizarlo con el esperma de un hombre y el bebé nacerá sano.

Parece algo sencillo pero, como suele pasar con la ingeniería genética, la noticia ha vuelto a enfrentar al sector racionalista pro-ciencia y al sector religioso.

Los científicos aseguran que el ADN mitocondrial no "forma parte de lo que nos define genéticamente". "No afecta a la altura, al color de ojos, a la inteligencia ni a la musicalidad", aclara el doctor Lockwood a la BBC. Los detractores de los bebés con tres padres han dicho que no podemos 'jugar a ser Dios', un argumento utilizado desde que se produjo el primer trasplante de corazón, en 1967.

¿Podríamos utilizar la ingeniería genética para mejorar las generaciones futuras?

En cualquier caso, la ciencia lo ha hecho posible y un parlamento lo ha hecho legal. Está claro que cada vez hay más aceptación social hacia la ingeniería genética; ahora bien, ¿podríamos utilizar esa misma ingeniería genética para mejorar las generaciones futuras?

Si abrazásemos los postulados de la eugenesia, la selección natural pasaría a ser selección artificial. Se elegirían solo los genes de los más fuertes, los más inteligentes y los más sanos. Pero sustituyendo el azar por certeza científica corremos el riesgo de acabar con aquello que nos hace humanos. Al fin y al cabo, la idea de una etnia social social perfecta es peligrosamente cercana al mito de la raza aria.

La eugenesia, pues, puede tener connotaciones aberrantes. Pero, si en el futuro pudiéramos elegir entre el azar de la naturaleza o diseñar nuestro propio bebé para evitar que padezca una enfermedad, ¿no tomaríamos el camino más individualista?

¿En qué nos convierte eso?

Pronto trascenderemos a la naturaleza, pero, ¿en qué nos convierte eso?

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar