PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

No hay lona que tape esto: el pájaro Piolín es el nuevo Guy Fawkes

H

 

La máscara del canario ha sustituido a la icónica careta blanca de 'V de Vendetta' en las manifestaciones estudiantiles pro-referéndum

víctor parkas

28 Septiembre 2017 18:02

A principios de esta semana, Warner Bros se convirtió en uno de los actores –secundarios– en la carrera hacia el referéndum del 1-O. Viendo que uno de los barcos escogidos por el Ministerio de Interior para alojar a sus agentes policiales llevaba en el casco, bueno, al Coyote, al Demonio de Tasmania y a Piolín, Warner Bros instó al Gobierno Español a que escondiesen los dibujos, cuyos derechos gestiona la productora. Os lo contamos aquí.

Lo hicieron mal y lo hicieron tarde: para entonces, uno de esos tres Looney Tunes, Piolín, ya se había convertido en un símbolo pro-referéndum; si se quiere, directamente independentista.

Si la imagen del canario ya empezaba a verse en carteles pro-consulta, en avatares que reclamaban democracia tapándole la boca al pájaro, y en pasquines encolados por las paredes del centro, este jueves la piolin appropiation pasaba a otro nivel.


Durante la huelga universitaria de dos días que ha dado inicio hoy en apoyo del referéndum, donde cerca de 16.000 estudiantes de secundaria y bachillerato han tomado las calles de Barcelona, la máscara de Piolín ha sustituido a la icónica careta blanca de Guy Fawkes (V de Vendetta).

La prensa extranjera, tomando el nombre original del canario, habla de 'tweety riot'. Desde aquí, lo bautizan como 'revolta piolín'. Una cuenta de Twitter llamada precisamente así (@RevoltaPiolin), pone a disposición del manifestante una imagen del pájaro en PDF “para imprimir las caretas de Piolín”. En color y en cartulina, claro, amarilla.

Quizás lo más interesante del movimiento sea eso: la posibilidad de adscribirse a él desde el do it yourself; desde el háztelo tú mismo. La máscara de Guy Fawkes anonymous friendly que hizo suya el 15-M, aunque fuese de imitación, solo podía adquirirse pasando por caja. Para vestir la de Piolín, sin embargo, basta con tener una impresora con tóner cerca.

Más allá de las metáforas de contenedor que puedan hacerse sobre esta especie de Piolín guiando al pueblo –¿Piolín/Cataluña en su jaula/estado a merced de Silvestre/España?–, lo cierto es que los independentistas y pro-referéndum han ganado, por lo menos, la batalla semiótica, tanto a los defensores de la unidad de España como a los agentes encargados de velar por ésta.

La pregunta es, ¿por qué ningún nacionalista español, viendo el obvio traspiés de Interior al elegir el crucero, optó por hacer de dicho error virtud y fuerza de choque? ¿No habría tenido más sentido secuestrar a Piolín, antes de que lo hiciese tu enemigo? ¿No demostró la alt-right, con la Rana Pepe, que una ilustración naïf puede tener connotaciones de todo tipo?

Y lo más importante: tras hacerlo con carteles y papeletas, ¿incautará la Policía Nacional también caretas de Piolín?

share