Actualidad

Esta es la razón por la que swaggers y canis se reúnen en el Apple Store

Asúmelo, estos chavales tienen estilazo

Adolescentes con una imagen cuidada hasta el último detalle, como recién salidos de un videoclip de Wiz Khalifa, se citan al lado del Apple Store, pasan la tarde allí, no entran nunca, ni siquiera usan Apple, pero se reúnen en torno al edificio de Apple, a escuchar música, hacerse selfies, ligar entre ellos o por Facebook, y a exhibirse ante el resto de transeúntes que pasan de largo escandalizados.

Al principio te imaginas que están de paso, que han quedado allí un momento para ir luego a otro sitio, pero qué va, pasan la tarde allí, reunidos, congregados.

Y en efecto, forman una congregación, una bastante complicada: pese a que van juntos, unos se definen como swaggers, otros como quillos, o canis, hay árabes, latinos, negros, los de una esquina escuchan reggaeton, los otros escuchan hip hop, unos se distinguen por sus bailes, otros por sus trenzas, etc. Los que llevan aquí bastante tiempo, por ejemplo, no se hablan con los que acaban de llegar, pero la cosa no acaba aquí.

Visto desde lejos, lo interesante es que el Apple Store tiene algo de iglesia, y ellos son como sus feligreses. Pese a que no son usuarios de Apple (lo consideran caro), se congregan como feligreses en la puerta de la iglesia creada por Steve Jobs.

¿El motivo? Apple Store tiene Wifi gratis.

Por lo tanto, uno deduce que la nueva espiritualidad es el Wifi gratis. Y la proximidad con los valores de una marca que define y representa la excelencia. Tiene sentido.

La iconografía de Apple tiene algo como religioso, y ellos en la puerta, como adscritos a la marca, pese a no consumirla (pero sí tocándola, apoyados en sus vidrios), recuerdan a personajes de un cuadro de Botticelli. En versión swagger.

Todo este misticismo cool sugiere una nueva espiritualidad, basada en el Wifi gratis, en el culto a la gran marca Apple, y la imagen de los swaggers y los canis como una nueva forma de iconografía religiosa, cuyo transfondo es totalmente comercial, y que representa una bonita imagen, llena de contrastes, de la crisis global.  Nuevas tribus urbanas que se mueven por la espiritualidad en forma de Wifi.

El conjunto, en mitad de la ciudad, a la vista de todo el mundo, tiene algo de cuadro renacentista. Misticismo cool. Concentrados, como en una esquina espiritual y nueva en la que se cultivan ceremoniales extraños, sociales y económicos. Y algo hay de eso, sin duda.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar