PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Una embarazada de 9 meses se suicida tras la negativa de su familia a una cesárea

H

 

China se pregunta: ¿quién tiene el derecho a decidir sobre el cuerpo de una embarazada?

PlayGround

07 Septiembre 2017 15:40

¿Quién tiene el poder de decidir sobre el cuerpo de una embarazada? Esa es la pregunta que enciende actualmente el debate por las redes sociales chinas tras conocerse la trágica noticia del suicidio de una mujer en avanzado estado de gestación. Ma Rongrong, una chica de 26 años, falleció tras tirarse por la ventana del hospital de Yulin (en la provincia de Shaanxi) en el que se encontraba.

¿La razón? Los insoportables dolores que sufría debido a la negativa de su familia a que se le practicara una cesárea, a pesar de que este tipo de parto había sido recomendado por los médicos.

Según ha declarado el hospital, la señora Ma “dejó la sala dos veces y le dijo a su familia que el dolor era insoportable y que quería una cesárea, pero la familia no estaba dispuesta a permitir el procedimiento”.  "La gran circunferencia de la cabeza fetal significaba que el parto vaginal habría sido muy arriesgado", por lo que los facultativos recomendaron someter a la mujer, embarazada de 41 semanas, a una cesárea.

Por su parte, el esposo de Ma niega esa acusaciones y ha declarado a los medios locales que la familia “no estaba en desacuerdo con la cesárea”.

De acuerdo con la ley china, el personal médico debe solicitar permiso de la familia antes de abordar cirugías importantes. Y aunque una cesárea es un procedimiento más peligroso que un parto natural y que no debe hacerse a la ligera, en casos como este cabe preguntarse por qué no se dejó a esta mujer decidir por sí misma.

"Una mujer embarazada conoce su propia situación, ¿por qué no es suficiente su propia firma?" se preguntaba FreedomMarciaLeyuan, en las redes sociales. Otro usuario, Jinling_xiaoxiao_sheng, apuntaba con sarcasmo: “es maravilloso que los pacientes chinos no tengan derecho a tomar sus propias decisiones".

No es la primera vez que la polémica rodea la poca libertad de los pacientes chinos a la hora de decidir sobre su cuerpo. Hace poco, el premio Nobel de la Paz, Liu Xiabobo, fallecía tras la negativa del Gobierno chino de ser tratado en el extranjero del cáncer de hígado que padecía.

 


share