Actualidad

Descifrando la verdad tras la periodista que se suicidó en directo por TV

¿Lo sabemos todo sobre uno de los suicidios más controvertidos del siglo XX?

Existen muchas formas de pasar a la historia. Puedes ser presidente del Gobierno, deportista de élite o asesino en serie. Puedes escribir un best seller o protagonizar una película. Pero, sin duda, la manera de Christine Chubbuck ha sido una de las más trágicas e impactantes del último siglo.

Chubbuck se suicidió en directo por televisión. Con 29 años y miles de espectadores presenciando su show, colocó un revolver tras su oreja y disparó. Por gracia del destino, el impacto la dejó viva durante unas horas, pero acabó muriendo en un hospital local.

Chubbuck no se marchó en silencio. Antes de hacerlo, dejó un claro mensaje sobre el sensacionalismo en la televisión y una reflexión sobre la telebasura del canal WXLT TV, donde presentaba un programa de éxito:

"Para continuar con las políticas del canal 40 de presentar las últimas noticias sobre sangre y sesos, veréis una nueva primica: un intento de suicidio".

Un intento. Parecía que supiera lo que iba a ocurrir.

Christine

"Para continuar con las políticas del canal 40 de presentar las últimas noticias sobre sangre y sesos, veréis una nueva primica: un intento de suicidio"

La historia, ocurrida en la mañana del 15 de julio de 1974, vuelve a cobrar relevancia gracias al documental Kate Plays Christine y la película Christine, ambos estrenados hace unos días en el festival de cine independiente de Sundance.

El nombre de ambas producciones tienen a Christine como protagonista. Es ella la que les da alma. Sin embargo, sus enfoques y objetivos son muy distintos. Christine es una película de ficción con su muerte como base y Kate Plays Christine es un documental sobre cómo se prepara una actriz para encarnar a un personaje tan controvertido como ella.

Pese a que ambos directores manifiestan que se ha tratado de una simple casualidad, la coincidencia de su estreno ha provocado que el caso regrese a la primera línea informativa. Porque, cuatro décadas después, todavía existen dudas sobre su polémico suicidio.

Kate Plays Christine

¿Por qué se suicidó Christine Chubbuck?

Nacida en Hudson, Ohio, esta reportera sabía desde muy joven a lo que quería dedicarse. Estudió teatro y obtuvo un grado de radiofusión en la Universidad de Boston, justo antes de ser contratada para trabajar en la televisión WVIZ de Cleveland. Durante años, trabajó en diferentes televisiones hasta integrarse a la plantilla de WXLT TV, donde consiguió un puesto de gran relevancia.

Cara a la galería, Christine Chubbuck parecía tener una vida equilibrada. Colaboraba con espectáculos de marionetas para hospitales y era muy allegada a su familia. Sin embargo, como se reveló después, la periodista sufría depresiones que podrían haberla llevado a acabar así con su vida.

A punto de cumplir los 30 años, Christine Chubbuck todavía era virgen

En 1970, Chubbuck llevó a cabo su primer intento de suicidio con una sobredosis de medicamentos. Su madre era la única que sabía las intenciones de su hija, pero no quiso decir nada al medio donde trabajaba para que no fuera despedida.

Antes de morir, la vida de la reportera se había convertido en un desastre. A punto de cumplir los 30, todavía era virgen. Le habían extirpado el ovario derecho y era muy poco probable que concibiera en toda su vida. Y, para más inri, estaba enamorada de su compañero George Peter Ryan, pareja de otra compañera de la cadena y que se marchó a trabajar a Baltimore meses antes del suicidio.

Kate Plays Christine

Pese a todo, para la mayoría de quienes trabajaban con ella su muerte fue toda una sorpresa. Era una chica dura, sí, pero también muy trabajadora y eficaz. Nadie imaginaba lo que ocurriría aquel 15 de julio de 1974... Nadie, excepto un periodista.

Según relató Rob Smith para el Herald Tribune, ocho días antes de su muerte la reportera le explicó que había comprado un revólver para " traerlo al programa y volarme los sesos en directo"

Una declaración tomada como una broma de mal gusto acabó convirtiéndose en una realidad sofisticademente preparada. Porque Christine Chubbuck preparó absolutamente todos sus actos. No solo en qué momento sacaría el revólver o a qué cámara miraría. La periodista llegó a escribir la nota que se leería en el informativo sobre su muerte.

Su vida nunca ha sido un secreto, pero existen varias incógnitas que todavía quedan por resolver

Su historia nunca ha sido un secreto. Solo dos años después apareció la película Un mundo implacable basada, en gran parte, en su vida. Todos los diarios se hicieron eco del suceso, muchos periodistas investigaron lo investigaron y, aunque la cinta fue borrada por petición de la familia, muchos espectadores todavía conservan la imagen en sus retinas.

Aun así, todavía quedan incógnitas por resolver sobre uno de los casos más llamativos de la historia de la televisión. ¿Por qué no pararon la retransmisión? ¿Los directivos de la cadena sabían y permitieron lo que ocurriría? ¿Alguien, a parte de Rob Smith, sabía que Christine poseía un revólver?

Aunque no se traten de biografías al uso, las nuevas Christine y Kate Plays Christine intentan contestar a algunas de esas incógnitas. Porque hay historias que no tienen fecha de caducidad.

Christine

Hay historias que no tienen fecha de caducidad

[Vía BBC]

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar